12 de febrero de 2019
12.02.2019

El comité alerta de contratos sin la cualificación profesional exigible en Alzira

12.02.2019 | 04:15
El edil Fernando Pascual, en una foto de archivo.

El Comité de Empresa y la Junta de Personal del Ayuntamiento de Alzira denunciaron ayer la contratación, en la Concejalía de Servicios Públicos y Gestión Urbanística que dirige Fernando Pascual, de personal sin la cualificación requerida y sin un proceso de selección claro y transparente. Y no es la única crítica que realizaron al edil, al que acusaron también de reasignar funciones a los trabajadores municipales sin los criterios laborales mínimos, perjudicando el buen funcionamiento del departamento; trasladar injustificadamente al personal; ocultar información a los equipos de trabajo implicados y a los sindicatos; y privatizar servicios que ya eran realizados por personal municipal que ahora ha quedado sin funciones. Una retahíla de denuncias que suponen un duro golpe para Fernando Pascual, ya que las críticas proceden directamente del Comité de Empresa del ayuntamiento, que ha querido implicarse por lo que considera que es una situación totalmente anómala.

La falta más grave es la denuncia en el departamento de electricidad, en la que, según el comité, «se ha puesto al mando a una persona que no tiene la titulación de ingeniería y desconoce los trabajos de los electricistas, lo cual está perjudicando notablemente a la eficiencia y calidad del trabajo realizado, ya que ni se priorizan con buen criterio los trabajos a realizar, ni se distribuye adecuadamente el tiempo necesario para cada uno de ellos». Además levantó la voz contra lo que consideran que ha sido un proceso de selección «sin transparencia».

El comité también denunció ayer la contratación de servicios externos para la realización de trabajos que ya estaban llevando a cabo trabajadores municipales, lo que ha provocado una reasignación de funciones que ha creado malestar en la plantilla. «Durante los últimos meses se están produciendo cambios de manera unilateral en el almacén municipal por parte de la jefa de servicio y del concejal delegado de Servicios Públicos, que están generando gran malestar ya que no responden a criterios de operatividad o eficiencia y se están produciendo traslados y reasignación de funciones sin ninguna comunicación a los sindicatos y sin trasparencia».

Entre los cambios unilaterales, el colectivo laboral critica la contratación («con un proceso selectivo que se ignora») de un nuevo encargado de obras cuando el oficial estaba de vacaciones. No ha habido comunicación oficial a los afectados, que reclamaron una reunión con los responsables de la decisión. «Otros cambios de lugar y de funciones se han realizado en el departamento sin comunicación alguna ni a la Mesa de Negociación ni a su responsable inmediato. Por tanto, de forma arbitraria, sin dar más opciones a los trabajadores». Por todo ello se alegó que se está perdiendo «eficacia y economía al estar duplicando trabajos por parte de empleados del ayuntamiento y los que llegan al privatizar los servicios». Según el comité de empresa, la situación está provocando un malestar que se está traduciendo en la petición de muchos trabajadores de traslado a otros departamentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook