17 de febrero de 2019
17.02.2019

El Ullal de Benimodo se consolida como reserva de la fauna autóctona

Los técnicos confirman que el nacimiento del río Verde mantiene unas condiciones «óptimas» para la reproducción del samaruc - La diputación ejecuta el proyecto de limpieza y desbroce del paraje

16.02.2019 | 22:17
Una vista del nacimiento del río Verde tras los trabajos de limpieza realizados en el entorno del «Ullal».

El nacimiento del río Verde se ha convertido en un santuario para la reproducción del samaruc, el pez autóctono por excelencia que mantiene la consideración de especie amenazada. Si los análisis del agua realizados tras detectar en 2017 el vertido de un centenar de bolsas con turba utilizada para el cultivo de marihuana revelaron que el Paraje Natural Municipal reunía unas condiciones «óptimas» para el samaruc, el seguimiento realizado durante los trabajos de limpieza y desbroce de este entorno protegido que, finalmente, ha realizado la Diputación de València, confirma aquellas conclusiones.

«Los biólogos nos dicen que el samaruc se está reproduciendo de una forma espectacular», explica el alcalde de Benimodo, Paco Teruel, mientras detalla que la última bióloga que ha realizado los controles oportunos en el «Ullal» ha señalado que éste se mantiene en condiciones óptimas.

Teruel explicó que en los últimos dos meses se han realizado finalmente los trabajos de limpieza y desbroce del paraje que planteaba un proyecto de la diputación que se arrastra desde 2015. «Se ha realizado una limpieza de cañas, dejando libres las sendas que envuelven el paraje, y se han puesto una mallas para evitar que las cañas vuelvan a aparecer enseguida, todo ello sin utilizar herbicidas», comentó el alcalde. Los técnicos aconsejaron en su momento que no era necesario actuar sobre la lámina de agua para eliminar los juncos acumulados ya que forman parte del entorno.

De este modo, los trabajos de limpieza se han centrado en la eliminación de una especie invasora como la caña sin recurrir a productos que pudieran representar riesgo alguno para la flora o la fauna del humedal.

El nacimiento del río Verde se localiza en el término municipal de Benimodo y, en concreto, en la partida de Ressalany. Abarca una superficie de 2,26 hectáreas en la que se localizan diferentes afloramientos que dan lugar al único río que nace y muere en la Ribera tras recorrer alrededor de 14 kilómetros. El paraje forma parte del Lugar de Interés Comunitario (LIC) denominado «Ullals del Riu Verd» y está incluido en las áreas de conservación definidas en el Plan de Recuperación del Samaruc. También forma parte del Catálogo de Zonas Húmedas de la Comunitat Valenciana en el apartado de manantiales y en él se detectaron las dos únicas poblaciones a escala mundial de algunas especies de moluscos como el «Theodoxus valentinus» y el «Theodoxus velascoi»,ésta última declarada en peligro de extinción, según destacaba el proyecto de intervención de la diputación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook