09 de marzo de 2019
09.03.2019

Cullera emplaza al Consell a investigar el bus interceptado en Alzira sin seguro ni ITV

El ayuntamiento pide a los responsables de Transportes que apliquen la normativa con el único fin de que no se repita esta situación «escandalosa»

08.03.2019 | 21:59

El Ayuntamiento de Cullera ha solicitado a la Conselleria de Obras Públicas y Vertebración del Territorio, como administración competente en materia de transportes, que investigue el caso del autobús de línea interceptado esta semana por la Policía Local de Alzira sin seguro ni ITV y aplique la normativa vigente para evitar que vuelva a darse una situación así, según indicaron ayer fuentes municipales. El gobierno municipal, preocupado por este hecho ya que se trata de una línea que a diario utilizan los vecinos de Cullera para desplazarse al Hospital de la Ribera, ha realizado las gestiones oportunas ante la conselleria, el Ayuntamiento de Alzira y la propia empresa para recabar información sobre este hecho, del que informó Levante-EMV en exclusiva el pasado jueves. Estas mismas fuentes valoraron como «escandaloso» que un vehículo de transporte público como un autobús circulara sin seguro y, según indicaron, «por suerte no ha pasado nada». En esta línea, emplazaron a la conselleria a estudiar el caso con el ánimo, únicamente de que vuelva a pasar algo así.

Un control que la Policía Local de Alzira realizaba de forma rutinaria a primera hora de la tarde del martes en el sector Tulell dio el alto a un autobús que cubre la línea entre Cullera y Alzira y, tras las comprobaciones pertinentes, detectó que no contaba con una póliza de seguro en vigor y que le faltaba pasar la ITV. Los agentes procedieron a inmovilizar el vehículo -requirieron a la empresa para que desplazara un segundo autobús para trasladar a los pasajeros que en ese momento viajaban en esa unidad- y extendieron las oportunas denuncias por estas infracciones, que se tramitan a través de Tráfico. Una patrulla de la Policía Local escoltó al autobús hasta el despósito municipal de vehículos, ubicado en la partida del Ràfol, donde quedó inmovilizado. Al parecer, la compañía realizó ayer gestiones para recuperar el bús.

La noticia publicada por este periódico ha llevado al Ayuntamiento de Cullera a recabar información con el objetivo de esclarecer lo sucedido, ya que una parte importante de los usuarios de la línea son vecinos de la localidad costera que, a diario, utilizan este servicio para desplazarse al Hospital Universitario de la Ribera. En este sentido, fuentes municipales indicaron, que sin ánimo de cargar las tintas sobre la empresa, la conselleria debe actuar para evitar que se repita una situación como ésta.

Como ya dio a conocer Levante-EMV, la propia policía comentó que se trataba de una situación totalmente extraordinaria ya que circular sin seguro en un autobús de transporte público es una información muy grave. La sanción puede rondar los 1.500 euros, según fuentes consultadas, aunque no es la única que puede recaer en el titular del vehículo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook