12 de abril de 2019
12.04.2019

Carcaixent encuentra hogar para el 83 % de perros recogidos en la calle

En poco más de un año devuelve a sus dueños a 97 mascotas y facilita 53 adopciones - El ayuntamiento saca provecho a las redes sociales para facilitar los trabajos con animales perdidos

11.04.2019 | 22:30
Una joven pase a su perro por las calles de Carcaixent.

Los ayuntamientos utilizan sus redes sociales para ofrecer información de servicio público o (al menos hasta antes de la convocatoria de las elecciones) para dar a conocer sus gestiones. Pero el de Carcaixent destaca por encima del resto en su trabajo en favor de los animales. Siempre que aparece un perro perdido, hay una publicación en su Facebook para buscar a su dueño o, en su defecto, un nuevo hogar. La respuesta ciudadana es masiva y rápidamente se consiguen centenares de interacciones.

Según los datos de la concejalía de Protecció Animal, encabezada por Carles Albert, en el periodo de tiempo anteriormente mencionado llegaron al retén policial 529 incidencias relacionadas con animales, de las cuales 180 se corresponden con perros perdidos. De estos, 72 disponían del correspondiente chip, por lo que todos ellos regresaron sin problemas con sus propietarios. No obstante, 108 carecían de sistema de identificación. Pese a ello, 25 retornaron a sus respectivos hogares. Veintisiete fueron adoptados por la misma persona que los llevó a las dependencias policiales, mientras que 26 encontraron una nueva residencia a través de adopciones de otros vecinos de la localidad o de otros municipios. De hecho, según detalló Albert, algunos terminaron con propietarios de la Llosa de Ranes, Dénia o, incluso, Murcia. Los otros 30 acabaron en manos del centro canino Gossos d'Alpe, pese a que «esa es la última opción», incidió Albert. El edil recordó que el ayuntamiento rompió el convenio con la empresa que los consistorios tienen a través de la Mancomunitat de la Ribera y estableció uno nuevo para garantizar un mejor trato de los animales. Con todo, incidió en que si se tienen en cuenta las cifras de los últimos meses, estas arrojan un mayor índice de recuperación y un menor número de casos que terminan en Alpe.


Sensibilización ciudadana

«La situación ideal sería que todos los perros tuviesen el chip correspondiente, pero no siempre ocurre, ahí es donde entra el factor comunicativo con el ayuntamiento y la policía. Junto a Ribercan y las publicaciones en las redes sociales, se realiza un excelente trabajo. La gente demuestra estar muy sensibilizada con las causas animales, muchos están dispuestos a quedarse a los perros en acogidas hasta que se encuentra a su propietario o incluso deciden quedárselo cuando expira el plazo legal de 20 días. Es más, algunos se interesan por los animales incluso después de que hayan sido adoptados o hayan regresado con sus dueños», subrayó el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook