22 de mayo de 2019
22.05.2019

"Las personas que acogen animales realizan un trabajo que deberían hacer los ayuntamientos"

La Coordinadora Animalista alerta de que el caso de la alcireña Isabela Ciurcea no es aislado y reclama más inversión contra los abandonos

21.05.2019 | 23:31
Ciurcea, con sus gatos en la casa, en una imagen de archivo.

La presidenta de la Coordinadora Animalista de la Comunitat Valenciana, Ángela Molina, ha alertado de que el problema que se le ha planteado a la alcireña Nadia Isabela Ciurcea con la acumulación de mascotas en su vivienda no es un caso aislado. «El problema lo tiene Isabela y lo tienen muchas personas. No por un afán de lucro, sino por hacer un trabajo que deberían hacer los ayuntamientos», alertó Molina. «Creo que la situación del abandono es tan grande en la Comunitat Valenciana y en toda España que muchas personas amantes de los animales empiezan a 'almacenarlos' con la intención de cuidarlos y acaban teniendo muchísimos más de los que la ley permite», comentó, mientras asumía que es necesario contar con un núcleo zoológico a partir de un determinado número de mascotas. Molina comentó que posiblemente Ciurcea «no lo está haciendo bien desde el punto de vista legal» porque necesitaría contar con esa declaración pero, incidió, «es evidente que está quitando (al ayuntamiento) un problema que existe».

«Me parece injusto que se penalice el amor a los animales y no se penalicen los zulos de cazadores donde hay muchos animales y no vemos el mismo tipo de reacción», indicó Molina sobre el caso de la alcireña que se enfrenta a una multa de 25.000 euros por acumular cerca de 60 gatos y más de media docena de perros en el chalé en el que reside en Vilella. La presidenta de la Coordinadora Animalista no cuestiona que el Ayuntamiento de Alzira haya actuado con la ley en la mano al abrir el expediente, si bien incidió en que «lo que hay que evitar es que el problema llegue a estos límites». Por ello reclamó a los ayuntamientos «más trabajo y más fondos para evitar que el problema real que tenemos de abandono de animales».

«No me parecería justo que los perros y gatos de Isabela acaben en la perrera, ni tampoco querríamos que las perreras trabajen con los ayuntamientos. Queremos una gestión ética y social del bienestar animal, que se consideren seres sintientes y sean cuidados por los ayuntamientos y no recogidos por empresas que a los 20 días los van a sacrificar», expuso Molina.

La presidenta de la Coordinadora Animalista, que ofreció ayuda a Ciurcea para evitar que los animales acaben en la perrera, instó a la Administración a dejar el tiempo necesario para sacar a los gatos de forma adecuada. «La solución no es acumular, sino dialogar con los ayuntamientos y es lo que queremos desde la coordinadora, crear protocolos y esterilizar todo lo que se puede para no llegar a este número tan elevado», incidió.

Como adelantó el sábado Levante-EMV, el Ayuntamiento de Alzira tramita un expediente sancionador a esta vecina al considerar que ejerce la actividad de albergue o refugio de animales tras acumular más de 60 gatos en un chalet y propone una multa de 25.000 euros. Isabela Ciurcea niega realizar cualquier tipo de actividad económica -asegura que acoge a los animales de forma altruista y los entrega en adopción-, pero ha solicitado apoyo para reubicar a sus mascotas. Las muestras de apoyo se han multiplicado en las redes sociales.

Ángela Molina afirma comprender las dos posturas, la del ayuntamiento y la de Isabela Ciurcea, y reitera que «desde ningún punto de vista esos animales deben acabar en la perrera».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook