30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueca salda deudas históricas y pone en valor su patrimonio

El gobierno local mejora la economía y logra convertir la casa Fuster en epicentro cultural Impulsar el Molí de Passiego y el Ateneo, objetivos

Estudientes en el aula didáctica de cultura contemporánea Joan Fuster.

Estudientes en el aula didáctica de cultura contemporánea Joan Fuster. levante-emv

La gestión, no obstante, arroja buenos resulados económicos. Entre los indicadores más destacados, hay que remarcar la evolución positiva de la deuda, ya que en esta legislatura se ha reducido a la mitad. Del 50% al 23%. Pero eso no ha impedido que la ciudad dejase de invertir en proyectos sociales, como el Centro de Día de Menores, el Servicio de Ayuda a Domicilio, la Residencia de Mayores o el Centro Ocupacional. En el año 2017, por ejemplo, el ayuntamiento anunció que transformaría el matadero municipal en un Centro de Día. Otro ejemplo se encuentra en el presupuesto municipal aprobado para 2019, que destaca por el incremento del gasto especialmente en las partidas destinadas al área de Acción Social. Las nuevas cifras registran un incremento en este área del 141% respecto al 2015, el primer ejercicio de la actual legislatura, con una aportación de 4,1 millones de euros en este 2019 y un gasto de 148 euros por habitante.

Crisis en el ejecutivo

El consistorio ha conseguido más de 2,3 millones de euros en subvenciones para el fomento del empleo. También ha realizado potentes inversiones para crear todo un anillo de zonas de aparcamiento público (con alrededor de 1.500 nuevas plazas creadas). La eliminación de barreras arquitectónicas y la habilitación de nuevas zonas de deporte y ocio al aire libre son otras de las iniciativas llevadas a cabo en la presente legislatura.

En otro contexto, Sueca destaca por encima de otras localidades en su apuesta por el patrimonio. Por un lado, la reapertura del Espai Joan Fuster supone saldar una deuda histórica de la ciudad con su intelectual más importante, fallecido hace 26 años. Ahora la ciudad cuenta con un centro de difusión de la obra del escritor suecano. Su finalidad es conservar, gestionar y difundir su fondo bibliográfico.

Y no es la única gestión realizada en esa línea. El gobierno que formaron en 2015 Compromís y Grup Independent de Sueca, Perelló i Mareny inició la recuperación del Molí de Passiego y su transformación en un centro museístico y gastronómico. Todo ello con el objetivo de ponerlo en valor para mostrarlo al público y completar el recorrido con una oferta gastronómica que demuestre las propiedades culinarias de la gramínea. También cabe destacar la rehabilitación de la fachada de una de sus joyas arquitectónicas, el Ateneo Sueco del Socorro.

Con todo, la legislatura también ha servido para verle las costuras al pacto de gobierno. A lo largo de la legislatura se han vivido diferentes crisis, de diferente embergadura. Seguramente el momento más complicado se produjo en junio de 2018, cuando la alcaldesa de Sueca, Raquel Tamarit, anunció la destitución y la consecuente retirada del sueldo del concejal de Industria, Comercio, Mercados y Fiestas, Pau Roselló. Curiosamente, ambos pertenecían a la lista de Compromís, pero Tamarit perdió su confianza. Finalmente, Roselló pasó al grupo de no adscritos y el gobierno bipartito se quedó en minoría. También quedaron patente las discrepancias entre Salvador Campillo (del grupo independiente) y Tamarit con respecto al calendario impuesto por el Consell para quemar la paja del arroz, una de las propuestas más polémicas para el sector agrario de Sueca.

Incógnita electoral

La capital de la Ribera Baixa afronta con la misma incertidumbre que otras localidades las elecciones municipales del próximo domingo. Compromís y PSPV fueron las fuerzas más votadas en las elecciones de 2015 pero las tiranteces y hasta la animadversión entre ambos ha quedado patente en los últimos años y aunque el resultado repitiera el de los comicios de abril (los primeros fueron los más votados en las autonómicas y los segundos en las generales) parece muy poco probable una reconciliación que sedimentase un pacto. Ciudadanos aspira a igualar e incluso a medir fuerzas respecto al PP mientras que los cerca de mil sufragios otorgados en abril a Vox buscarán otros destinos. A ello se suma el efecto de los independientes de Campillo, que han ido perdiendo fuelle en los últimos años pero ya se han rejuvenecido. Toda una incógnita.

Compartir el artículo

stats