25 de mayo de 2019
25.05.2019

Los empresarios de El Romaní se revelan contra la inacción municipal

Critican que el polígono industrial esté «abandonado» Reclaman como prioritarias inversiones que solventen el mal estado del asfaltado y de la señalización así como la falta de mantenimiento

24.05.2019 | 21:52
Algunos desperfectos del polígono industrial de El Romaní.

Los empresarios del polígono industrial de El Romaní están en pie de guerra contra lo que ellos consideran un ninguneo por parte del Ayuntamiento de Sollana. Según denuncian, se integraron en la Associació de Parcs i Polígons Industrials de la Ribera Baixa hace un año y, desde entonces, buscan sin éxito la complicidad del gobierno municipal para que éste resuelva algunos de sus problemas más importantes, que tienen que ver con un «polígono en estado de abandono».

Sin embargo, este ninguneo, según denuncian los empresarios, no se remonta solo a este último año. La zona industrial de El Romaní «sufre un pertinaz abandono por parte de los sucesivos gobiernos municipales» y el empresariado ha decidido plantarse. Insisten en que pagan impuestos como el resto de vecinos y empresas del municipio y sostienen que es una necesidad que parte de ese dinero se invierta en el polígono, «que se encuentra en unas condiciones lamentables», apostillan.


Pérdida de subvenciones

Asfaltado en mal estado, mala señalización, falta de mantenimiento y limpieza o iluminación deficiente son algunas de las deficiencias detectadas y denunciadas por los empresarios. A su juicio, los puntos a mejorar «son numerosos» y por ello han elaborado, junto a la asociación que aglutina a las áreas industriales de la Ribera Baixa, un detallado informe que recoge la situación real del polígono para «no perder tiempo y, en cuanto se constituya el nuevo gobierno municipal, poder sentarnos a elaborar un plan de actuación», exponen los empresarios de El Romaní.

De hecho, este fue uno de los puntos tratados en la última junta, celebrada esta semana. En ella se planteó la necesidad de presionar al consistorio para que responda, «al menos, a las instancias presentadas, pues se han dado casos de esperar año y medio para obtener una respuesta a la petición de señalización de una plaza de vehículo adaptado en una de las empresas», alegan los afectos.

Para los empresarios, la gota que colmó el vaso se produjo cuando «el ayuntamiento dejó perder 430.000 euros de las subvenciones del IVACE que se iban a invertir en El Romaní en 2018». En ese sentido, recordaron que este año se han concedido 120.000 euros con el mismo fin y esperan que el consistorio resultante tras las elecciones elabore, cuanto antes, el proyecto para sacarlo a licitación, adjudicarlo y que las obras puedan comenzar antes de que acabe el año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook