Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Algunos pueblos ayudan a la compra de vehículos sostenibles

En otro orden de actuaciones, son varias las localidades que son o han iniciado los trámites para ser «Ciutat 30», es decir, para reducir el límite de velocidad en el casco urbano a 30 km/h. L'Alcúdia, Guadassuar, Villanueva de Castellón o Alzira. La capital de la Ribera Alta, además, ha llevado a cabo importantes reformas para peatonalizar el centro, tanto en Pérez Galdós como en Hort dels Frares (aunque eso le ha costado duras críticas por parte de los dos partidos conservadores, PP y Ciudadanos). Villanueva de Castellón, por su parte, ha cerrado al tráfico, en época estival, el centro histórico de la localidad en determinadas horas, para fomentar que sus vecinos salgan a la calle.

Entre otras líneas, ayuntamientos como Alberic o l'Alcúdia han puesto en marcha subvenciones importantes para fomentar la compra de bicicletas (en el caso de Alberic incluso de coches eléctricos). Localidades como Sueca o Almussafes pulen los detalles de sus Planes de Movilidad Sostenible para llevar a cabo estrategias que, siguiendo la misma línea, saquen al peatón y al ciclista del segundo plano circulatorio en el que han estado durante años.

Compartir el artículo

stats