Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyecto

Los geólogos ya buscan en Guadassuar y Tous la mejor ubicación para el vertedero

El IGME rastrea los dos términos municipales para localizar los terrenos más adecuados por encargo del Consorcio de Residuos

Los geólogos ya buscan en Guadassuar y Tous la mejor ubicación para el vertedero

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) ya ha iniciado el análisis de los términos municipales de Guadassuar y Tous en un busca del emplazamiento más adecuado en función de las características del suelo para ubicar el vertedero comarcal, la tercera instalación que debe construir el Consorcio Ribera-Valldigna para ser autosuficiente en la gestión de los residuos que generan los 51 municipios y tres entidades locales menores que lo conforman.

Se trata de las dos únicas localidades que mostraron su disposición a albergar esta planta. El consorcio formalizó en marzo el contrato para que este organismo oficial realice el estudio que deberá presentar el próximo mes de septiembre como muy tarde, ya que el plazo estipulado es de seis meses. El consorcio, por su parte, tiene previsto realizar un estudio económico basado en el coste del transporte, en función de las alternativas que ofrezca el IGME, que se presume determinante para decidir el emplazamiento final del vertedero. Con todo, la decisión la tomará el gobierno del consorcio que se constituya con la nueva correlación de fuerzas políticas que ha dejado el 26M.

Una entidad con sello oficial

«El IGME está realizando el estudio en los dos términos, que es lo que aprobó en su día el consorcio. Podríamos haber buscado alguna ingeniería privada, pero como el Instituto Geológico es el que después debería dar el visto bueno, nos ahorramos un escalón y, en base a lo que éste determine, se tomará una decisión», comentó el presidente en funciones del consorcio, Salvador Montañana, que dijo estar totalmente al margen de los trabajos que está realizando este organismo. «No quiero que nadie pueda decir que me he entrometido», comentó, teniendo en cuenta que Guadassuar es uno de los municipios que opta a acoger a la planta. Con todo, Montañana dejó claro que la ubicación del vertedero es una decisión que deberá tomar el nuevo consorcio.

Nueva planta de compostaje

Como ayer adelantó Levante-EMV, el Consorci de Residus aprovechó el miércoles la última reunión de la junta de gobierno -una sesión de trámite convocada para aprobar las actas pendientes y cerrar su mandato- para presentar en sociedad la nueva planta de compostaje, que entró en funcionamiento el domingo con un primer reactor. La instalación contempla la construcción de una segunda nave para realizar el proceso que transforma la materia orgánica en compost, que estará acabada en seis meses.

Se trata de la segunda instalación tras la planta de selección y valorización que el consorcio pone en funcionamiento en este mandato. Esta primera fase de la planta de compostaje sustituye a una instalación totalmente obsoleta y contribuirá a reducir del 58 al 50 % el nivel de rechazo que acaba en vertedero, mientras que una vez se active el segundo reactor el rechazo se reducirá al 40 % con la posibilidad de bajar incluso más y cumplir en 2020 con las directrices que emanan desde la Unión Europea. Con todo, el primer reto del nuevo gobierno del consorcio será elegir el emplazamiento del vertedero e impulsar su construcción, ya que actualmente los deshechos recorren cientos de kilómetros, lo que dispara los costes.

Compartir el artículo

stats