14 de junio de 2019
14.06.2019

Compromís podría convertir en alcalde de Catadau al expulsado del PSPV por machista

Manolo Bono quedó, tras el PP, segundo en las elecciones al frente de un grupo independiente que negocia un pacto con Compromís para formar un gobierno de coalición

14.06.2019 | 13:32
Compromís podría convertir en alcalde de Catadau al expulsado del PSPV por machista

Manolo Bono, que fue expulsado del PSPV por suscribir como primera autoridad municipal una petición de beneficios penitenciarios para un condenado por apuñalar a su mujer ante una hija del matrimonio,  podría recuperar mañana la vara de mando si prosperan las negociaciones abiertas por su nuevo partido independiente (APC) con los dirigentes locales de Compromís.  Aunque la negociación se encuentra a estas horas paralizada por la voluntad de los nacionalistas de compartir, dos y dos años, la alcaldía, en los últimos días se han sucedido las reuniones que podrían permitir a Bono ser de nuevo el alcalde de Catadau.

Compromís podría permitir, si finalmente se llega a un acuerdo, que el dirigente expulsado por el PSOE por dar apoyo a un preso por violencia machista (asestó dieciséis puñaladas a su pareja) renueve en la vara de mando hasta 2023. Durante la semana, según han confirmado ambas fuerzas políticas, se han llevado a cabo varias reuniones en las que Compromís reclamó compartir la alcaldía con Bono, que finalmente se presentó con una formación independiente y obtuvo cuatro concejales, los mismos que el PP pero con treinta votos menos. Bono necesita del voto a favor de Compromís (la formación valencianista cuenta con tres ediles) para renovar, ya que en caso de votar cada uno a su candidato, Oreto Miquel (del PP) será la alcaldesa como opción más votada.

La expulsión del exalcalde Manolo Bono dejó a los socialistas sin representación política en el municipio. El PSOE decidió no presentar lista. Bono fue apartado de militancia por suscribir en 2017, cuando presidía el consistorio local, un escrito de apoyo a la familia de un condenado por violencia machista que reclamaba que se redujera la orden de alejamiento para poder recibir en la casa familiar a su hijo durante los permisos penitenciarios de fin de semana. El agresor fue condenado a nueve años por apuñalar en 16 ocasiones a su entonces esposa ante una hija del matrimonio que entonces tenía 4 años. Luego la pena se redujo a 7,6 años. Las dos menores siguen en tratamiento psicológico. Bono alegó que condenaba el ataque machista pero que quería ayudar a los padres del reo.

"Nos hemos sentado con Independents per Catadau para intentar llegar a un acuerdo de gobierno de izquierdas. Acordamos la estructura de gobierno y el eje programático común. Nosotros proponemos asumir Urbanismo; Educación, Cultura e Igualdad; y Sostenibilidad y Gobierno Abierto", relató Compromís per Catadau a través de las redes sociales. Sin embargo, exigen compartir la alcaldía, con dos años para cada partido. Los independientes de Bono quieren los cuatro años y eso ha estancado la negociación.

Compromís prioriza, según ha explicado a este periódico, un gobierno de izquierdas al veto al alcalde expulsado por su apoyo al preso por violencia machista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook