El mosquito tigre es un insecto de dimensiones reducidas (entre 2 y 10 milímetros), de color negro con rayas blancas -más visibles en las patas y el abdomen-, y con una línea blanca en el frente y el tórax. Se caracteriza para volar bajo, por eso suele afectar a las extremidades inferiores de las personas. En la comarca valenciana de la Ribera, la plaga hizo su aparición hace varios años, aunque desde hace un par, la situación comienza a ser insostenible y algunos ayuntamientos han optado ya por realizar fumigaciones extraordinarias.

En algunos puntos de la Comunitat Valenciana, la sensación de molestia de la picadura picadura es más importante que en otros y esto se debe a la diferente introducción de esta plaga en el territorio valenciano, Así, en aquellas zonas donde el mosquito tigre se ha introducido más recientemente, los síntomas de las picaduras son mayores que los que se dan en otras áreas geográficas donde ya comienza a existir cierta habituación entre la población. De hecho, en estos últimos puntos, los síntomas de la picadura se van atenuando.

El Departamento de Medio Ambiente de Sueca recuerda a la ciudadanía que si detectan algún foco en la vía pública o se ven afectados por picaduras lo comuniquen en el ayuntamiento por vía telefónica o mediante los formularios dispuestos en el vestíbulo para avisar a la empresa encargada. También podrán ponerse en contacto con el departamento a través del correo electrónico mediambient@sueca.es.

Así mismo el consistorio recuerda que la mayoría de los focos larvarios proceden de espacios privados, por lo cual la colaboración ciudadana es fundamental para detener al mosquito tigre.