28 de junio de 2019
28.06.2019

El PP atribuye el caos de tráfico de Alzira a la mala planificación de las obras

El edil de Servicios Públicos, Fernando Pascual, pide disculpas a los vecinos y defiende que las molestias son necesarias para tener agua sin nitratos

27.06.2019 | 22:20
Las obras de canalización en las urbanizaciones de Alzira han provocado problemas de tráfico.

Las aglomeraciones de tráfico que Alzira sufre de manera crónica en sus accesos se han intensificado en los últimos días debido a las obras que el ayuntamiento ha puesto en marcha, junto a Aguas de Valencia, para llevar caudal sin nitratos a las principales urbanizaciones de la ciudad. El Partido Popular criticó ayer la gestión realizada por el gobierno local al programar dicha intervención en pleno verano, época del año en la que discurren más vehículos por la zona. Para los populares, este hecho se debe a la «falta de previsión» del ejecutivo alcireño. Por su parte, el concejal de Servicios Públicos, Fernando Pascual, pidió disculpas a los vecinos pero defendió que las molestias que generan las obras son el pequeño precio a pagar para disponer de agua de calidad.

Los populares pidieron, en el pleno celebrado el miércoles, que se explicaran los pormenores de las que se están ejecutando en la zona que comprende la Graella, la subida hacia El Respirall, o la calle Mestre Villar y que se corresponden con la canalización de agua potable para su conexión con el pozo de San Bernardo. Aunque el detalle en cuestión que el PP pretendía comprender era el motivo que llevaba a su ejecución a principios de verano: «¿Por qué se están ejecutando las obras en una zona donde el tráfico es muy elevado en la época estival ya que se producen los desplazamientos a las urbanizaciones de El Respirall, El Racó, Sant Bernat, a las que hay que sumar las zonas rústicas como la Murta, La Casella, el Racó de Les Vinyes, que cuentan con numerosas viviendas ocupadas en esta época del año?», preguntó la formación conservadora que, además, subrayó que a este problema «hay que añadir que parte del tráfico que accede a Alzira por la carretera de Corbera se desvía por el cruce con el Horno de Carrascosa para coger el camino del cementerio y acceder a la población por la zona del Huerto de Galvañón».

Los populares resumieron que el caos circulatorio se produce por «la falta de previsión, desconocimiento, y no tener en cuenta el problema del tráfico, problema que ha estado presente durante toda la legislatura pasada».


Diez días

«Todas las obras tienen sus fechas y sus inconvenientes, las hagas cuando las hagas. Pero hay que tener en cuenta que a partir de septiembre las 1.200 viviendas de las urbanizaciones de El Respirall, Sant Bernat y Santa María de Bonaire tendrán agua de calidad y sin nitratos, eso merece cualquier esfuerzo o molestia», respondió ayer Pascual, que añadió: «Hoy tenemos la crítica de las obras, pero luego tendremos esos hogares que podrán beber agua sin nitratos y que ahora no pueden porque la que les llega supera los límites marcados por la OMS.Pedimos disculpas a los vecinos, por supuesto, por las dificultades que les creamos estos días, pero creo que las ventajas que aportará una obra que durará diez días son superiores a las molestias que genera».

Pascual recordó, asimismo, que la primera fase de las obras acabará el martes y con ella se finalizará la intervención en el tramo que más molestias supone, hasta el cruce de la rotonda. «Todas las obras concluirán el día 8 de julio, cuando se realice la conexión en la zona del barranco de la Murta, que es donde está el antiguo pozo de San Bernardo», subrayó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook