11 de julio de 2019
11.07.2019

«No esperaba gobernar 4 años, pero tampoco que me echaran al mes»

El alcalde del PP, Vicent Estruch, lamenta que PSOE y Compromís haga pasar ya a Guadassuar el «mal trago» de la inminente moción de censura

10.07.2019 | 22:57
Vicent Estruch tras su toma de posesión como alcalde.

La moción de censura tramitada anteayer en Guadassuar acabará con la alcaldía de Vicent Estruch en los próximos días. El recurso se presentó en la secretaría del ayuntamiento de la localidad cuando se cumplían 24 días de la sesión de investidura y cabe esperar que el pleno en el que se oficializará a Salvador Montañana como el nuevo primer edil, último paso de la moción, se concrete en la próxima semana: aunque aún no se ha concretado la fecha, el tope son diez días hábiles desde la presentación del documento de la moción de censura. De este modo, la de Estruch entrará en la historia de la Ribera como una de las alcaldías más efímeras que la comarca ha visto nunca, circunstancia que él mismo calificó como «un mal trago por el que Guadassuar no debería pasar».

La noticia de la moción de censura menos de un mes después de la investidura cogió al Partido Popular «por sorpresa», según Estruch: «No contemplábamos una moción tan pronto. Siempre hemos sido respetuosos con el resto de formaciones, no creo que fuese necesario llegar a estos extremos». La posición del PP al frente del Ayuntamiento de Guadassuar partía de la falta de entendimiento entre Compromís y PSPV-PSOE para llegar a un pacto de gobierno. Vicent Estruch asumió la dirección del ejecutivo municipal como fuerza más votada en las elecciones y, ante el conflicto surgido entre las dos otras formaciones políticas, se preparó para desarrollar su programa. «No esperaba gobernar los cuatro años, pero tampoco que nos echaran al cabo de un mes. Creo que los políticos, como representantes públicos, hemos de tener cierta madurez. ¿Qué pensarán de nosotros al actuar de esta manera?», reflexionó el aún alcalde.

Así, el PP volverá a vivir esta legislatura desde la oposición. Una coyuntura que no asusta a Estruch: «Somos el partido más votado y hemos de estar orgullosos, pero también responder por ello y dar la talla, para que los vecinos se sientan valorados», declaró.


Pocos antecedentes

El corto espacio de tiempo por el que Vicent Estruch ha ostentado la alcaldía de Guadassuar no tiene parangón en el territorio de la Ribera. Se contaban casos de pactos de gobierno rotos a los pocos meses, pero que no implicaron una sustitución del alcalde, como el caso de Alberic en 2010. Si se amplía el foco para comparar Guadassuar con otros puntos de España, y dejando aparte periodos históricos de inestabilidad política, se trata también de un caso excepcional en democracia.


Primera moción de la legislatura

La moción de censura tramitada en Guadassuar ha sido la primera que sale adelante a nivel nacional tras las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo. En otras localidades de España hubo negociaciones y los partidos amagaron con presentar algunas, pero ninguna se llegó a concretar. En Huesca, apenas unos días después de la sesión de investidura el PP presentó una contra el recién nombrado alcalde de la ciudad, el socialista Luis Alcalde. Sin embargo el recurso no salió adelante por no contar con el apoyo de Ciudadanos. En Granada, Vox y el PSOE coquetearon brevemente con otro subterfugio de este tipo contra Luis Salvador, de Ciudadanos, pero nunca llegó a presentarse. La que suscribieron el pasado martes Compromís y el PSPV-PSOE en Guadassuar se convertirá, de este modo, en la primera moción de censura que aprobada en esta legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook