12 de julio de 2019
12.07.2019

El hospital de Alzira, pionero al completar un transplante de ganglios de cuello a una paciente

La microcirugía de precisión permite injertar venas y arterias para que bombeen la circulación

11.07.2019 | 22:58

El Hospital Universitario de la Ribera realizó un transplante de ganglios y tejidos del cuello en una paciente que padecía en el brazo derecho un linfedema, una inflamación provocada por la obstrucción del sistema circulatorio linfático. Mediante la técnica quirúrgica realizada en el centro alcireño, en el brazo de la paciente se han injertado ganglios linfáticos, venas y arterias extraídos de la zona del cuello para que actúen como bomba de circulación en el sistema linfático obstruido y ayuden a reducir el volumen de esa extremidad. El Hospital de la Ribera se convierte así en uno de los primeros centros sanitarios públicos de España en aplicar esta microcirugía de precisión.

La paciente padecía un linfedema como consecuencia del cáncer de mama que sufrió en 2015, y tras más de 2 años con tratamientos más conservadores los especialistas han optado por la aplicación de esta técnica. fueron necesarias 5 horas de cirugía, en la que participaron un total de 7 especialistas en cirugía plástica, anestesia y reanimación, y personal de enfermería. Se prevé que el brazo de la paciente comience a recuperar su volumen natural a los dos meses de la intervención, según han señalado desde el Hospital.

El linfedema es una patología asociada al cáncer de mama. Según señaló el jefe del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora, José Mallent, llega a afectar a un 10 % de las mujeres con cáncer de mama, a quienes les genera «angustia o dolor, e incluso, en determinados casos, les incapacita para la vida diaria ya que impide tener los brazos estirados o levantados», explicó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook