15 de agosto de 2019
15.08.2019

Los impagos del Consell ahogan a la residencia de menores de Alzira

La fundación recurre a un préstamo para pagar nóminas al no cobrar desde enero, según el PP

14.08.2019 | 21:32

El retraso de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en abonar la asignación correspondiente a una residencia de menores de Alzira ha obligado a la fundación que la gestiona a recurrir a un préstamo para pagar las nóminas de los trabajadores y algunos servicios. La denuncia la realizó ayer el grupo municipal del PP, que advirtió de que la Generalitat «lleva desde el mes de enero sin pagar a las asociaciones y fundaciones que gestionan las residencias de menores tuteladas por la Generalitat», entre las que se encuentran la de Alzira, que actualmente atiende en su centro de día a veinte menores.

«Debido al impago, los trabajadores de dicho centro han tenido que retrasar dos meses el cobro de sus nóminas con los correspondientes perjuicios para sus gastos personales, y han visto peligrar la continuidad de las actividades necesarias previstas en los itinerarios de inserción y acompañamiento de los menores acogidos por no disponer de los fondos necesarios», alertó ayer el portavoz municipal del PP, José Andrés Hernández, mientras advertía de que estas entidades han tenido que recurrir a préstamos y que «ahora se encuentran con que, además de adeudarles dinero, deben abonar los intereses de dichos préstamos, repercutiendo negativamente en los más vulnerables, los menores».

Fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas señalaron que el departamento que dirige Mónica Oltra ha modificado el sistema de financiación de las residencias para niños y adolescentes tutelados por la Generalitat, en lo que supone «el paso del contrato y la subvención al concierto social». Las mismas fuentes detallaron que esta fórmula ya se ha puesto en marcha en otros sectores, como la diversidad funcional o las personas mayores, y ahora se ha implantado en la infancia.


Una transición compleja

«El cambio de fórmula ha supuesto un proceso administrativo más complejo de lo previsto inicialmente y ello ha dificultado el proceso de transición», comentaron, mientras defendían que la conselleria ha trabajado para agilizar «lo máximo posible» este cambio de procedimiento, que ya se ha instaurado, «y que a partir de ahora permitirá una mayor estabilidad en el pago». La conselleria asegura que los trámites para formalizar el pago del concierto ya se han realizado y que el ingreso del dinero se producirá «en los próximas días».

Con todo, el PP reclamó ayer «al Consell de Puig y Oltra» que «asuma su responsabilidad, en primer lugar abonando la deuda, pero además condonando los intereses de los préstamos -entidades como la fundación de Alzira han recurrido a préstamos del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF)- que las residencias de menores tutelados por la Generalitat se han visto obligados a concertar».

Los populares alcireños anunciaron que elevarán una propuesta al pleno de la corporación municipal para tratar de recabar el respaldo del resto de fuerzas políticas a esta demanda. «No podemos entender cómo el actual Consell ha aumentado indiscriminadamente las nóminas de asesores y personal de confianza como nunca antes, pero en cambio lleva sin pagar desde enero servicios sociales básicos», incidió José Andrés Hernández, mientras señalaba que el Síndic de Greuges ha cifrado en 30 millones el importe global de los impagos de esta conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook