Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fundador de Ice Cream abandona la presidencia tras la entrada de Ferrero

Guillermo Lamsfus pasa a asumir labores de asesoría, mientras su hijo entra en el nuevo consejo

El fundador de Ice Cream abandona la presidencia tras la entrada de Ferrero dario corral

La compra de Ice Cream Factory Comaker, antigua Avidesa, por parte del grupo Ferrero ha traído consigo esperables cambios en la dirección. Guillermo Lamsfus López, fundador de la actual ICFC tras comprar la fábrica en 2003 a Nestlé, ha sido relegado de la presidencia, aunque seguirá desempeñando labores de asesoramiento. El nuevo presidente de la planta de producción de helados más importante de Europa será Daniel Martínez Carretero, que viene de ser director general financiero del grupo Almirall desde el año 2011.

Ha sido el primer movimiento en el equipo directivo de la fábrica desde su compra, que se hizo pública a finales del pasado mes de mayo. A este cambio en la dirección se le han sumado otros movimientos. Guillermo Lamsfus Bravo, hijo del hasta ahora presidente y que ha ejercido en los últimos años como director general, pasará a ocupar también un lugar en el consejo de administración, en el que Ferrero ha designado a dos representantes: Patrick Baubry y Marco Degregori.

Daniel Martínez Carretero, por su lado, llega a ICFC con una relevante trayectoria profesional a sus espaldas. Licenciado en Ciencias Económicas, desarrolló su labor profesional durante varios años en el área de finanzas de PepsiCo. Llegó a desempeñar el cargo de Director Financiero Iberia. Tras ello, pasó a la empresa británica Reckitt Benckiser para ser Director Financiero para el Suroeste de Europa. Fue el último paso antes de llegar al grupo Almirall, al que se incorporó en 2008 como Director Financiero Corporativo. En julio de 2011 fue nombrado Director General Financiero.

La familia sigue ligada

Aun con la entrada del grupo Ferrero como accionista mayoritario de Ice Cream Factory Comaker, tras el traspaso que acordó con el fondo de capital riesgo Portobello „que contaba con el 70 % de las participaciones„ la familia Lamsfus sigue ligada a la empresa que adquirió para revitalizar en 2003. Aún dispone del 30 % del accionariado, a pesar de que tenía reservado un «derecho de arrastre» por el que podía vender su paquete accionarial en las mismas condiciones que Portobello.

Guillermo Lamsfus, padre, que había sido director general de la fábrica durante la propiedad de Nestlé, compró la empresa en 2003 a la multinacional suiza, que se quedó la marca Avidesa. Tras ello, acometió una inversión millonaria para modernizar la factoría y reorientó el negocio con la producción de helados de marca blanca, que es ahora su principal ámbito de venta. Al tiempo, inició un ambicioso proyecto de expansión internacional con el que ha logrado ser el principal suministrador de helado de marca blanca en países como Gran Bretaña, Italia o Francia. En 2014, la familia Lamsfus aumentó su participación en el accionariado del 17 al 30 % con el que cuenta actualmente, y un año más tarde inició una segunda ampliación que le ha situado como el principal productor de helados del sur de Europa, con alrededor de 6,5 millones de piezas diarias.

Compartir el artículo

stats