10 de septiembre de 2019
10.09.2019

El curso arranca con 550 alumnos menos en Infantil y Primaria

El descenso de la natalidad se deja sentir en los primeros niveles mientras la matrícula aumenta en Secundaria y Bachillerato - Fortaleny estrena un nuevo colegio tras la disolución del centro rural

09.09.2019 | 21:49
El curso arranca con 550 alumnos menos en Infantil y Primaria

Los escolares de Fortaleny estrenaron ayer un nuevo colegio después de que la Conselleria de Educación acordara la disolución del Col·legi Rural Agrupat Ribera Baixa y, al mismo tiempo, la puesta en marcha de dos centros diferenciados, uno para los alumnos de Llaurí, donde tenía su sede el CRA, y otro para los de Fortaleny. Es una de las principales novedades del curso 2019/20 que ayer arrancó en la Ribera para un total de 46.148 alumnos con absoluta normalidad, según destacaron fuentes de la propia conselleria.

El descenso de la natalidad se deja sentir en la foto fija que ofrecen los datos de matrícula al inicio de curso -cabe señalar que la población escolar varía constantemente con la llegada de nuevos alumnos a los centros- ya que la conselleria computa en la Ribera 552 escolares menos en los cinclos de Infantil y Primaria que el curso anterior, lo que en términos relativos se traduce en un descenso del 2 %. Por contra, aumenta el número de estudiantes en Secundaria, con un repunte del 2,8 %, Formación Profesional (1,2 %) y Bachillerato (1,3 %). En conjunto, la estadística oficial refleja un descenso del número de alumnos del 0,3 % al pasar de los 46.276 estudiantes del curso 2018/19 a los 46.148 que ayer regresaron a las aulas. La Conselleria de Educación computa 34.820 alumnos en la Ribera Alta y 11.328 en la Ribera Baixa. Cabe señalar que la matrícula se reduce ligeramente en la Ribera mientras que, como ya informó Levante-EMV, aumenta en 3.300 alumnos en el conjunto de la Comunitat Valenciana a pesar de la progresiva caída de la natalidad.

Por otra parte, será el último curso que los escolares de Villanueva de Castellón inicien en las viejas instalaciones del Severí Torres ya que el nuevo colegio, una vieja reivindicación de la comunidad escolar, deberá estar concluido para Semana Santa, mientras que la conselleria ya ha autorizado la delegación de funciones a diferentes ayuntamientos, en algunos casos desde hace más de un año, para acometer nuevas infraestructuras como el nuevo centro de Educación Especial Alberto Tortajada de Algemesí, con una inversión de 4,7 millones; la rehabilitación integral del colegio de Càrcer, a la que se han asignado 1,5 millones; el nuevo colegio El Castell de Corbera, 4,7 millones; o el colegio número 2 de Turís, que cuenta con un presupuesto de 6,6 millones de euros, entre otros. Cabe señalar que 30 centros ya disfrutarán este curso de las mejoras derivadas de inversiones del Pla Edificant de la conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook