12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Una noche de alarma por las lluvias tras una jornada en la que se impuso el sol

Los registros pluviométricos más elevados apenas superaron los 30 l/m2 - Algemesí, Carlet, Cullera y l'Alcúdia suspenden las clases mientras otros pueblos tomarán su decisión esta mañana

11.09.2019 | 23:27

Más previsión y prevención que grandes precipitaciones. La jornada de ayer se saldó con pocas lluvias pero muchas alarmas. Los registros pluviométricos fueron más bien discretos en las primeras horas de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) en la comarca, aunque el nivel de alerta se mantiene para la primera parte del día de hoy. Por ese motivo, varios municipios optaron por suprimir la actividad educativa. Al cierre de esta edición, la temida gota fría apenas causó estragos.

La jornada de ayer amaneció gris y con lluvias. El cielo encapotado se interpretó inmediatamente como el primer augurio de unas precipitaciones torrenciales que no llegaron pero tuvieron en vilo a la población de la comarca, desafortunadamente acostumbrada a sufrir grandes problemas hídricos. Las primeras previsiones pronosticaban situaciones de elevado riesgo. Pero la oscuridad se disipó y durante una buena parte de la jornada el sol adquirió un protagonismo inesperado. Las precipitaciones tuvieron un carácter intermitente hasta desaparecer prácticamente por completo.

De hecho, las estaciones que la Associació Valenciana de Meteorologia tiene instaladas en la comarca registraron precipitaciones más bien escasas. La cifra más elevada fue la de Guadassuar, que llegó hasta los 32 l/m2. Entre las estadísticas más destacadas se encontraron los 28 l/m2 registrados en el valle de la Murta (Alzira), los 27 l/m2 que se contabilizaron en Algemesí o los 25 l/m2 registrados en Sumacàrcer. Cifras, en todo caso, muy alejadas de las previsiones iniciales, que augurban centenares de litros (registros que, en todo caso, podrían aumentar de manera considerable entre la noche de ayer y la madrugada de hoy).

Pese a ello, el nivel de alerta pasó de naranja a rojo. Los ayuntamientos de la comarca realizaron todo tipo de labores preventivas, desde la limpieza y apertura de los imbornales hasta la suspensión de actividades de diversa índole. En la tarde de ayer, incluso, el consistorio alcireño recomendó a la población a retirar los vehículos de las zonas inundables de la ciudad y trasladarlos a otras más elevadas ante la posibilidad de que las fuertes precipitaciones que no llegaron durante el día lo hicieran de madrugada. También recomendaron revisar las bajantes y canalizaciones de las viviendas particulares y a las empresas y comercios a garantizar la seguridad de sus empleados.

Algunos ayuntamientos como el de Algemesí, l'Alcúdia, Cullera o Carlet optaron por suspender las clases de sus centros educativos. Alginet, que ya las suprimió ayer, aguardaba hasta primera hora de hoy para tomar una decisión definitiva en base al transcurso de la noche. Otros municipios también optaron por esta alternativa. Todos activaron sus protocolos especiales ante la posibilidad de que la noche que estaba por venir entrañase más peligro que la jornada de ayer. Según los últimos informes de la Agencia Estatal de Meteorología, las lluvias más fuertes se registrarían entre las 0,00 y las 6,00 horas de hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas