Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercado

La vivienda usada ya supera el 99 % de las transacciones inmobiliarias

El ministerio computa en la Ribera 986 operaciones entre abril y junio, de las que sólo siete tienen por objeto inmuebles de nueva construcción - Continúa la recuperación, aunque con cifras más moderadas

Una vivienda en venta en Alzira, en una imagen de archivo. v. m. pastor

Los registros de actividad del mercado inmobiliario correspondientes al segundo trimestre del año dejan algunas dudas, ya que al aumento respecto del trimestre anterior es mínimo (4,5 %) cuando en los años previos el repunte había sido del 27,7 % y del 41 %, respectivamente, y una constatación muy clara: sólo la vivienda de segunda mano tira del sector. Si en los últimos años ha sido habitual que el porcentaje de operaciones en que se comercializa vivienda usada estuviera en torno al 96 o 97 %, los datos publicados por el Ministerio de Fomento revelan que en el segundo trimestre del año ya se supera el 99 %.

En concreto, sólo cuatro de los 47 municipios que conforman la comarca registraron alguna compraventa, mínimas en todo caso, de inmuebles de obra nueva. Se trata de Alzira (3), Cullera (2), l'Ènova (1) y Turís ( 1). Siete viviendas de un total de 986, lo que apenas representa un 0,71 %, y lo que significa que en 43 localidades no se registró ninguna transacción inmobiliaria con viviendas de nueva construcción, con casos muy llamativos como el de Sueca, donde las 133 operaciones que computa el ministerio se circunscriben íntegramente al mercado de segunda mano. En el caso de Cullera, la localidad que registra la mayor actividad, se computan hasta 190 transacciones en este sector.

El Ministerio de Fomento computa en la Ribera entre abril y junio 986 transacciones inmobiliarias, lo que supone un leve aumento respecto del primer trimestre en el que, de forma cíclica, se registran los registros más flojos del año. Cabe recordar que tanto en 2017 como en 2018 se superó en este segundo trimestre la barrera de las mil transacciones, confirmando una tendencia creciente de reactivación del sector. El mínimo aumento de este año no impide que en el cómputo del primer semestre se mejoren ligeramente los registros de 2018 -1.929 operaciones frente a las 1.911 del año anterior-, que ya representaban el mejor arranque de año de la última década.

Cabe recordar que el pinchazo de la burbuja inmobiliaria provocó un brusco frenazo en el mercado, si bien en los últimos años se detecta una ligera recuperación que llega principalmente de la mano de la vivienda usada. Entre abril y junio las ventas de inmuebles de segunda mano representa el 99,29 %.

Por municipios, Cullera continúa como la ciudad donde mayor actividad registra el mercado inmobiliario debido a la gran bolsas de segundas residencias que hay en la franja litoral, lo que propicia un mayor número de transacciones, seguida en esta ocasión por Sueca, donde las 133 transacciones que contabiliza el ministerio representan el mejor registro desde el primer trimestre de 2008, cuando la estadística oficial recoge 164 operaciones.

Por otra parte, cinco pequeñas localidades no registraron entre los meses de abril y junio ninguna compra-venta, lo que representa una parálisis absoluta que, en algunos casos, se prolonga durante varios trimestres. Se trata de Beneixida, Cotes, Fortaleny, Sant Joanet y Sumacàrcer.

La estadística revela que, un trimestre más, también el grueso de transacciones tiene por objeto la vivienda de renta libre ya que el ministerio únicamente computa en la Ribera 27 operaciones con vivienda protegida, lo que apenas representa un 2,73 % del total, una cifra anecdótica.

Compartir el artículo

stats