12 de octubre de 2019
12.10.2019

El hospital atiende un 38 % más de pacientes que reciben cuidados paliativos

El servicio pretende aliviar el sufrimiento de los enfermos que no se pueden curar - Una ruta asistencial marca los criterios de derivación

11.10.2019 | 23:18

El Hospital Universitario de la Ribera ha incrementado un 38% el número de pacientes a los que ha ofrecido cuidados paliativos entre enero y septiembre de 2019. Así lo manifestó ayer el coordinador de la Unidad de Cuidados Paliativos de la Ribera, Pablo Lafuente, con motivo del Día Mundial de los Cuidados Paliativos, que se celebra hoy. Estos cuidados tienen como objetivo aliviar el sufrimiento y mejorar en lo posible la calidad de vida de los pacientes con una enfermedad oncológica o crónica avanzada y sin posibilidades de curación.

Cabe señalar que más del 85% de los pacientes de la Ribera incluidos en el programa de cuidados paliativos procede del área de oncología, mientras que el 15% restante son pacientes con patologías cardiacas o pulmonares, principalmente.

El Hospital de la Ribera cuenta con una Ruta Asistencial en Cuidados Paliativos, «que ha sido posible gracias al aumento de recursos humanos que ha recibido la unidad en el último año, que ha pasado de 9 a 21 profesionales, entre los que destacan las figuras del auxiliar de clínica, trabajadora social y fisioterapeuta, que no existían con anterioridad», señaló Lafuente. Esta ruta asistencial establece los criterios de derivación de los pacientes a la Unidad de Cuidados Paliativos y crea las sinergias entre servicios y unidades del Departamento de Salud de la Ribera para ofrecer una atención al final de la vida del paciente lo más completa posible.

Los objetivos de esta ruta asistencial son agilizar el diagnóstico y la identificación de los pacientes con necesidades paliativas para favorecer la continuidad asistencial, mejorar su abordaje clínico, garantizar el acompañamiento familiar compatibilizándolo con las medidas clínicas necesarias y proporcionar una muerte digna.


Dentro y fuera del Hospital

De esta forma, el Hospital de la Ribera ofrece cuidados paliativos tanto en el centro hospitalario como en el domicilio del paciente, en función de sus características. Así, en el caso de pacientes inmovilizados con una situación vital terminal, el equipo de la Unidad de Hospitalización a Domicilio acude a sus casas a proveerles de cuidados paliativos avanzados, con técnicas y medios hospitalarios.

En torno al 20% de los pacientes que ha recibido cuidados paliativos en la Ribera ha fallecido en su propio domicilio, «rodeado de sus seres queridos, uno de los principales objetivos de nuestra unidad». En cualquier caso, «se respeta siempre la decisión familiar de fallecimiento en el hospital, proporcionando un ambiente íntimo y adecuado a la situación vital».

Para el caso de pacientes en los que todavía existe una buena expectativa de vida, el Hospital de Alzira dispone de 5 consultas externas en las que se les cita y se les realiza un seguimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook