Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Incremento

La tasa de la basura subirá una media de nueve euros por recibo el próximo año

El importe medio del consorcio comarcal se sitúa en 69,5 euros, si bien los vecinos de Beneixida y Tous pagarán mas de cien - Benicull continúa con la tarifa más económica (50,10 euros) mientras sólo se reduce en l'Ènova

Instalaciones de la planta de tratamiento del consorcio. vicent m. pastor

La tasa que pagan los vecinos de la Ribera por el tratamiento de la basura en la planta de Guadassuar subirá el próximo año nueve euros de media, según la modificación de la ordenanza reguladora aprobada ayer por la asamblea del Consorcio de Residuos Ribera-Valldigna.

La necesidad de cubrir un déficit de 500.000 ? generado por el deficiente funcionamiento de la vieja planta de compostaje -una tormenta que destrozó la cubierta provocó que durante algunos meses aumentara el rechazo por encima de las previsiones- y la reserva de una partida de 200.000 ? para aplicar bonificaciones a aquellos que más reciclen a través de los ecoparques son algunos de los factores que empujan la tasa al alza.

No obstante, la ausencia de un vertedero propio y los costes de transporte del rechazo a los dos destinos a los que actualmente se lleva, ambos fuera de la Comunitat Valenciana, tienen un impacto directo en el importe final con una repercusión de 20 euros por recibo. Cabe señalar que el presupuesto del consorcio, también aprobado ayer con el único voto en contra del PP y que asciende a 16,4 millones, destina a este concepto 5,1 millones, de los que 2,6 corresponden a los costes de transporte y 2,5 millones al canon que se abona a los vertederos de destino, según detalló ayer el presidente, Voro Montañana, que defendió que el importe de la tasa responde a un cálculo técnico para cubrir el importe real del servicio y que, pese al aumento, continúa siendo la más baja de las diferentes demarcaciones. El consorcio reparte el coste entre los 51 municipios adscritos en función de los residuos aportados y en cada pueblo se distribuye entre las unidades fiscales.

El importe medio de la tasa será el próximo año de 69,51 euros frente a los 60,54 ? del actual tras la rebaja media de cinco euros que se aplicó hace un año. Sólo los vecinos l'Ènova se librarán de un aumento generalizado en base a esta estimación provisional -el ajuste de las unidades fiscales puede provocar pequeñas oscilaciones- y pagarán 3,55 euros menos. Por su parte, los residentes en Beneixida seguirán pagando la tasa más cara de la comarca, que se eleva a 108,80 euros, tras un repunte de 19. Un segundo municipio superará el próximo año la barrera de los cien euros. Se trata de Tous, donde la estimación provisional fija la tasa en 104,37 ?. Con todo, el mayor aumento lo sufrirán los vecinos de Senyera, donde el repunte supera los 20 euros para dejar el importe cerca de los 96. Por contra, Benicull se sitúa en el otro extremo de la tabla como el municipio donde más económico resulta el servicio con apenas 50 euros, menos de la mitad de lo que pagarán los vecinos de Beneixida.

Montañana comentó que se detecta una tendencia por la que, en las ciudades grandes, la tasa sube de forma más controlada, mientras los repuntes son mucho más acentuados en pueblos pequeños. El consorcio no abrió ayer el estudio geológico sobre la idoneidad de los terrenos para ubicar el vertedero, un trabajo que se hará público tras las elecciones generales del 10N.

Compartir el artículo

stats