05 de noviembre de 2019
05.11.2019
Investigación

La policía acecha las carreras ilegales de motos en urbanizaciones solitarias

Empresarios asentados en el polígono El Pla de Alzira afirman que esas competiciones son habituales "todos los fines de semana" - Las fuerzas de seguridad realizaban un seguimiento desde el verano

04.11.2019 | 22:46
El dispositivo policial del viernes por la noche, durante la identificación de las personas que presenciaban la carrera ilegal de motos.

La Gran Via de la Comunitat Valenciana, el bulevar principal de Tulell, centró el pasado verano el debate político sobre la supuesta celebración de carreras de motos ilegales en Alzira. El gobierno municipal negó la mayor al señalar que el hecho de que un grupo de motos salga a la vez de un lugar determinado -un punto de encuentro de grupos de jóvenes- o de un semáforo, acelerando e incluso retándose, puede generar molestias al vecindario por el ruido que producen, pero no se trata de una carrera. A juzgar por lo sucedido en la noche del viernes en el parque empresarial El Pla y el testimonio de algunos empresarios, carreras había en Alzira, aunque fuera en las calles desérticas de este gran polígono industrial que todavía presenta un bajo nivel ocupación y, en particular, en una recta con una ligera pediente en la que la Policía Local abortó el pasado fin de semana una competición que había reunido a varias decenas de espectadores de diferentes municipios de la Ribera y la Valldigna.

«Me habían comentado que se había celebrado alguna carrera de forma puntual, pero no me consta que sea habitual», comentaba ayer una empresario asentado en El Pla, mientras otro no dudaba en asegurar que se trata de una constante «todos los fines de semana en los últimos años» y que no es extraña la noche en que se congregan entre sesenta y setenta personas. Como muestra evidente, incidió, los envoltorios y restos de comida que cada domingo invaden la larga recta del polígono en la que se realizan estas carreras ilegales.

El comisario jefe de la Policía Local de Alzira, Jorge Iglesias, no obstante, defendió ayer que la intervención del viernes por la noche, cuando una patrulla se personó en el polígono cuando dos motocicletas protagonizaban en una carrera, es producto de un largo seguimiento que se ha venido realizando desde finales del verano, si bien advirtió de que no existía una constancia «ni en el tiempo ni en las formas» ya que ni siempre acudía la misma gente «ni siempre se producían de la misma forma, no eran actos homogéneos», apostilló, mientras dejaba claro que estas competiciones siempre se han circunscrito a las calles del parque empresarial. «Primero recopilas datos, tienes que confirmar que se está produciendo la carrera y luego actúas», comentó.

Como ayer adelantó Levante-EMV, la policía local irrumpió el viernes por la noche en el polígono El Pla cuando se estaba disputando una carrera ilegal. Las dos motos que participaban en ese momento trataron de darse a la fuga, si bien fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad en una calle del mismo polígono. Un operativo que contó con la participación del Cuerpo Nacional de Policía propició la identificación de las alrededor de setenta personas que había concentradas en el polígono y 21 vehículos, mayoritariamente turismos, aunque también algunas motocicletas a las que se impuso sanciones administrativas por presentar modificaciones. Las personas que presenciaban la carrera procedían de Alzira, Guadassuar, Tavernes, Polinyà, Albalat, Corbera, l'Alcúdia, Carlet, Cullera, Favara, Alberic o Algemesí.

La policía no ha podido confirmar si además de las carreras a lo largo de una recta se realizaban también apuestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook