06 de noviembre de 2019
06.11.2019

El sector servicios y la campaña del caqui sustentan la reducción del paro

El nivel de desempleo cae en la Ribera Alta (-11,6 %) pero crece ligeramente en la Baixa (0,96 %)

06.11.2019 | 13:07

Octubre ha vuelto a ser un buen mes dentro de la evolución del paro en la comarca. Como ya es habitual en estas fechas, el inicio de la campaña agrícola arroja buenas estadísticas. Éstas son todavía mejores en las principales localidades productoras de caqui. Las cifras del sector servicios también han contribuido a que el décimo mes del año se saldase con una reducción del desempleo. Concretamente, la Ribera tenía en septiembre 20.473 demandantes de trabajo mientras que la cifra ha caído hasta los 18,795 durante octubre, lo que supone un 8,2 % menos.
La situación, con todo, varía dependiendo de la zona de la comarca. En la Ribera Alta las estadísticas superan con creces los resultados obtenidos por la Baixa. En la región más próxima a la costa, de hecho, ha crecido el paro, aunque ligeramente (0,96 %). Durante el pasado mes se registraron pequeñas alteraciones en los diversos sectores: se redujo el paro de manera suave en construcción y agricultura mientras creció en el resto. En la Ribera Alta, el descenso alcanza el 11,9 %. Los dos sectores productivos más importantes han sido el servicios y la agricultura. El primero registra el mayor descenso global (1.160 parados menos) mientras que el segundo es el que sale mejor parado en términos porcentuales (la reducción supera el 28 %). Por lo que respecta a la comparativa interanual, la comarca registró al finalizar octubre 273 desempleados menos que en el mismo mes de 2018.
Un análisis de los datos en las principales localidades pone de manifiesto que el inicio de la campaña del caqui tiene mucho que ver con la mejoría estadística. L'Alcúdia (-22,6 %), Carlet (-25 %) y Alginet (-23,58 %) lideran la reducción del desempleo en términos porcentuales. Le siguen Alberic y Algemesí, ambas con un 14 % menos de parados.

Contratos temporales
Según los datos facilitados por Labora y el sindicato UGT, en octubre se registraron 21.638 contratos, es decir, 1.098 más que en el mismo mes del año anterior. De éstos, penas el 36 % se realizaron a mujeres. Más del 90 % del total fueron contratos temporales. Sobre el total, un 80 % fueron a jornada completa.
«Los datos del paro de este mes de octubre son consecuencia de la coyuntura estacional del sector de cítricos y demuestra que se dispara la contratación temporal. Con todo ello podemos determinar que la tendencia del mercado es la consolidación de la sustitución del contrato indefinido por el temporal», explicó el secretario intercomarcal de UGT, Raül Roselló, que añadió a continuación: «Es cierto que vivimos en una comarca donde su economía se basa principalmente en un sistema productivo estacional pero que no debe ampararse en la contratación temporal que lleva a la precariedad si no en la indefinida discontinua que conllevaría a más estabilidad para los trabajadores y, por consiguiente, un crecimiento equilibrado y sostenible de la economía».
El líder sindical insistió en la necesidad de un cambio en las políticas de empleo «para derogar la reforma laboral de 2012 y sentarse con los interlocutores sociales para diseñar medidas de políticas de mercado de trabajo contra las diversas formas de precariedad en el empleo y en el desempleo». «El empleo de calidad no es sinónimo de ralentización del empleo si no de la lucha contra el paro de larga duración y la precariedad laboral, que deben ser objetivos prioritarios de las políticas de empleo», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook