07 de noviembre de 2019
07.11.2019
Cambio

El Consell traslada el despacho de la jueza para garantizar su seguridad

La magistrada del número 1 aseguró "tener miedo" de trabajar en una estancia que queda aislada por una doble puerta tras presenciar una nueva agresión - Se integrará en la oficina del juzgado

06.11.2019 | 22:58
Dependencias del edificio judicial en una foto de archivo.

La Conselleria de Justicia trasladará el despacho de la magistrada titular del juzgado de instrucción número 1 de Alzira para integrarlo en la oficina que ocupan los funcionarios, según el compromiso asumido ayer por la directora general de Modernización y Relaciones con la Administración de Justicia, Bárbara López, durante su visita a los juzgados de la capital de la Ribera Alta.

La magistrada Elisa Guasp había denunciado la inseguridad que se vive en los juzgados de la calle Ronda de Algemesí y, en particular, en su despacho, ubicado en la primera planta junto a la sala de vistas del juzgado especializado en asuntos de familia y violencia de género, hasta el punto que aseguró «tener miedo» de trabajar en esa estancia, que queda aislada por una doble puerta. Guasp realizó estas declaraciones tras intentar mediar en un altercado entre dos familias que aguardaban la celebración de un juicio, en el que una persona fue lanzada por las escaleras. Era la segunda agresión que Guasp presenciaba a la puerta de esta sala de vistas, donde es habitual la concentración de familiares, lo que genera un ruido que impide trabajar con normalidad en las dependencias más próximas.

Elisa Guasp aprovechó ayer la presencia de la directora general para mostrarle «in situ» la ubicación de su despacho y, según explicó la propia magistrada a Levante-EMV, Bárbara López aceptó como una solución que puede ser inminente trasladar el área de trabajo de la magistrada de forma que quede integrada en la oficina del juzgado -más próxima por tanto al resto de funcionarios- mientras que la estancia que ahora ocupa y en la que denunció la sensación de inseguridad se reutilizará como archivo del propio juzgado.

La directora general se reunió ayes con jueces y secretarios judiciales de Alzira para escuchar de primera mano sus necesidades a la espera de la construcción del anhelado Palacio de Justicia. El Consell ha incluido en los presupuestos del próximo año una partida de 116.600 euros bajo este concepto, mientras que pospone el grueso de la inversión para los años 2021 y 2022 con la previsión de asignar ocho millones en cada anualidad, en lo que se presume será la fase de ejecución de obras de la nueva sede judicial que se ubicará en la avenida Luis Suñer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook