30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El juez prohibió a Carcaixent borrar las 700 pintadas nazis "para no eliminar pruebas"

El ayuntamiento reclama al juzgado que acelere la instrucción para poder retirar los mensajes de odio de sus calles tras más de un año a la espera

Un grupo de voluntarios elimina los mensajes de odio esparcidos por Carcaixent.

Un grupo de voluntarios elimina los mensajes de odio esparcidos por Carcaixent. vicent m. pastor

Según detallaron ayer fuentes municipales, cuando el ayuntamiento intentó eliminar las pintadas nazis el pasado año, la Justicia le negó dicha posibilidad al considerar que forman parte del expediente de investigación abierto. Son pruebas de un supuesto delito de odio, por lo que si desaparecen se correría el riesgo de que cualquier acción judicial contra el autor cayera en saco rato. Un año después, la situación apenas ha variado, por lo que el consistorio reclama que se acelere la instrucción.

El concejal de Memoria Histórica, Raimon Marí, presentará en el próximo pleno una moción a través de la cual se instará a los juzgados de Alzira el levantamiento de la prohibición de retirar las pintadas, «ante el grave perjuicio que ocasión para la convivencia d elos vecinos de Carcaixent». «Hemos vuelto a reclamar al juzgado que nos permita eliminar los grafitis ante el malestar que genera en una sociedad democrática ver cada día en nuestros parques, fachadas y calles estos mensajes de exaltación de una de las páginas más negras de la historia», detalló el concejal.

El recientemente creado colectivo «Carcaixent net d'odi» promovió hace varias semanas una serie de convoctarias para retirar las pintadas de las calles de la localidad. Asimismo, ha reclamado al ayuntamiento que elimine los mensajes fascistas. «Mantenemos una estrecha colaboración con los cuerpos y fuerzas de seguridad para intentar evitar que se tornen a repetir estos sucesos. También hemos informado a las asociaciones de vecinos sobre la instrucción del caso en el juzgado y los motivos por los cuales el ayuntamiento no puede proceder a la limpieza de las pintadas», aseguró el edil.

Otra de las reclamaciones del colectivo, no obstante, sí que se verá cumplida. Según explicó ayer Marí, se pondrá en marcha «una campaña de concienciación en las escuelas para evitar que los hechos puedan repetirse en el futuro». «La educación es la mejor herramienta para erradicar los discursos de odio», añadió.

Compartir el artículo

stats