Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas

La empresa de etiquetado de Alzira que marca la fruta con láser entra en EE UU

La Universidad premia a la compañía tecnológica - El sistema reduce el impacto ambiental de los envases de papel y el plástico

El gerente enseña las marcas de la fruta en una foto de archivo.

El gerente enseña las marcas de la fruta en una foto de archivo. v. m. p.

La empresa alzireña LaserFood, que tiene patentada una tecnología pionera para el etiquetado de frutas y hortalizas marcado con láser sobre la piel del producto ha cerrado un acuerdo con la multinacional estadounidense JBT FoodTech, presente en 34 países, y que van a tener una primera máquina de etiquetado láser funcionando en Estados Unidos en los próximos meses.

LaserFood acaba de recibir un premio por ser ejemplo de transferencia de derechos de propiedad intelectual e industrial. La Fundació Parc Científic Universitat de Valéncia y el Banco Santander han galardonado a esta empresa innovadora y tecnológica alzireña, pionera a nivel europeo en el marcado indeleble hecho directamente sobre productos agroalimentarios frescos.

Una "locura" con éxito

Para el gerente de LaserFood, Jaime Sanfelix, el galardón es un reconocimiento a «trece años de trabajo» en torno a una idea que él tuvo en 2006 y que empezó a desarrollar ese mismo año gracias a un acuerdo económico con la Universitat de València, que aportó financiación y capital humano. Sanfelix constituyó la empresa a finales de 2006 y reconoce que al principio fue «un poco una locura» por el desconocimiento hacia la nueva tecnología y el miedo a que «quemase» las frutas y hortalizas.

La tecnología «Natural Branding», registrada por LaserFood en octubre de 2018 en la Oficina de la Unión Europea para la Propiedad Intelectual (EUIPO), es un sistema de etiquetado que trabaja retirando una superficie mínima de la piel del producto y aplica después un líquido aprobado por Bruselas solo en aquellas unidades que así lo requieren.

El objetivo inicial de esta tecnología láser era, según Sanfelix, «mejorar el medioambiente» gracias a la eliminación de las tradicionales etiquetas de papel en los productos. Con el paso de los años, han ampliado su nicho de mercado a los productos ecológicos y a los consumidores «muy concienciados que no quieren residuos ni envasados en plástico».

La empresa lideró de 2010 a 2013 el proyecto europeo «Laser Mark», cuya meta era demostrar que la tecnología y el proceso del marcado indeleble de los productos agroalimentarios estaban listos para ser comercializados y eran acordes a las necesidades de los consumidores. «Estuvimos tres años demostrando a la Unión Europea que era viable», recuerda Sanfelix. Gracias a «Laser Mark» se midieron los impactos medioambientales, como la reducción de residuos de papel y plástico, y económicos del nuevo sistema de etiquetado.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats