Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Duelo directo por las plazas de ascenso a Segunda B entre el Alzira y el Villarreal C

Los castellonenses persiguen en la tabla a los blaugranas, que no ganan en el feudo castellonense desde 2016

La UD Alzira puede dar esta tarde un golpe de efecto en la liga. A las 17 h. se enfrenta al Villarreal C en la ciudad deportiva grogueta. Los castellonenses se encuentran a tres puntos de los alzireños. Una victoria azulgrana los alejaría a seis «y nos daría un importante colchón de puntos», apuntó Pau Quesada, mientras que el triunfo de los de la Plana les permitiría empatar a puntos.

El conjunto de Pere Martí había sufrido un bajón y durante seis jornadas no conocieron la victoria hasta que la semana pasada ganaron en Silla. Ha salido de la zona de play-off pero ahora que el primer filial ya ha vuelto a la zona noble de la Segunda B, vuelve a tener esperanzas de jugar la promoción. La causa de la ausencia de buenos resultados ha estado en el paso de Fer Niño al primer equipo -cuando el año pasado era juvenil y se enfrontó a su homónimo alzirista- y el otro goleador, Jun, ya es jugador del Villarreal B.

Al Alzira le siguen creciendo los enanos en forma de lesiones. A las ya conocidas de Bono, Guzmán e Isaac, se unió la de la semana pasada la de Luis García por una sobrecarga de los isquitibiales de la que se ha tratado esta semana y apenas ha entrenado. «Intentaremos que por lo menos pueda ser convocado para ver si puede jugar unos veinte minutos», indicó Quesada. El que lo tiene más complicado de llegar es Pepín, también con problemas en los isquios y no ha entrando. Con las ausencias de Bono e Isaac, a Pau Quesada solo le queda un central específico, Dani Martínez, por lo que debería tirar mano de Prieto o Boix en el centro de la zaga. Aunque en principio se había descartado el fichaje del central, esta semana se ha reactivado «gracias» a que la lesión de Isaac, de larga duración, permite al Alzira firmar a un futbolista que esté en activo. Si la plaga de lesiones prosigue, el técnico azulgrana podría convocar algún jugador como Gimena del Juvenil A ya que éste juega el domingo a las 12 en Venecia contra el Levante.

Groguets y blaugranas se han enfrentado diez veces en Miralcamp con solo tres victorias de los ribereños, algunas sonadas como el 0-4 de la 2007-08 o el 2-5 de la 2013-14. Desde 2016 el Alzira no ha ganado en terreno amarillo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats