30 de marzo de 2020
30.03.2020
Levante-emv
Necrológica

Fallece el psicólogo Eduard Hervás, adalid de la sanidad pública

Líder de la plataforma cívica que luchó contra la privatización del hospital de la Ribera, también destacó como especialista en la gestión de los conflictos en la escuela - El sábado se despidió a través de su perfil de facebook

30.03.2020 | 12:36
Eduard Hervás

El psicólogo carletino Eduard Hervás ha fallecido en Alzira, donde vivía desde hace años, tras hacer frente con gran entereza a una larga enfermedad. Su muerte ha levantado una gran consternación en La Ribera, donde era muy conocido por su activismo político y social. Durante años se mantuvo al frente de la Plataforma per la Sanidad Pública, una entidad que movilizó a partidos, sindicatos y otros colectivos sociales para reclamar que la gestión del hospital de Alzira y de toda el área asistencial de la comarca pasara a manos de la Generalitat. Y en su faceta laboral ha prestado grandes servicios a numerosas escuelas como experto en psicología infantil. Los alcaldes de Carlet y Alzira, ciudades a las que estuvo muy vinculado profesionalmente, han lamentado su pérdida.

El Ayuntamiento de Alzira le mantuvo durante muchos años como psicólogo municipal, tarea que compaginó con su activismo social y político, lo que le granjeó algunas enemistades entre quienes no soportaban sus críticas. Nunca le importó. Supo siempre defender su libertad y la utilizó sin miedo cada vez que consideró necesario proclamar sus ideas. Se mostraba poroso ante cualquier iniciativa que beneficiara al conjunto de la sociedad y empleó su blog personal para difundir abundantes recomendaciones para resolver los conflictos asociados a la infancia y la adolescencia.

Fue uno de los impulsores de la proclamación de Alzira como Ciudad Amiga de la Infancia y se prestó desinteresadamente a ayudar a cualquier colectivo que lo necesitase. Durante los últimos meses luchó para sostener su salud con el mismo ahínco con que había reclamado calidad a la Sanidad Pública, aunque la enfermedad pudo finalmente mucho más que la energía que empleaba en favor de los colectivos más vulnerables.El pasado sábado todavía sacó fuerzas de flaqueza para despedirse a través de su perfil de Facebook: "La vida no es justa ni injusta, simplemente es... Y si nos vamos es porque hemos estado. Muchas gracias a todas las personas que habéis compartido conmigo algún momento de esta vida. Hasta siempre".

En Levante-EMV, en cuyas páginas publicó numerosos artículos de su especialidad y donde defendió con pasión todas las causas en las que creía, le echaremos mucho de menos. Descanse en paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook