01 de abril de 2020
01.04.2020
Levante-emv

Una Semana Santa muy ruidosa desde los balcones de Alzira

La Junta de Cofradías insta a hacer sonar cada tarde los tambores y timbales "para demostrar cual es nuestra Pasión" en ausencia de procesiones

01.04.2020 | 12:20
Una Semana Santa muy ruidosa desde los balcones de Alzira

El Viernes de Dolores comenzarán a sonar los bombos y se mantendrán hasta el Domingo de Resurección - El desfile del Santo Entierro ha tenido que suspenderse por segundo año consecutivo

La directiva de la banda de tambores, bombos y timbales de la Junta de Hermandades y Cofradías (JHHCC) de Alzira ha animado, "a pesar de los momentos tan delicados que estamos viviendo", a celebrar de manera ruidosa la Semana Santa desde los balcones de cada vivienda. El objetivo es conmemorar los actos más significativos que el calendario católico reserva a la Pasión y Muerte de Cristo a golpe de tambor. A semejanza de lo que hicieron los músicos durante los días grandes de las Fallas, los cofrades harán sonar sus instrumentos desde el Viernes de Dolores al Domingo de resurreción.

El programa de actos de la Semana Santa alcireña, declarada de Interés Turístico Nacional, tuvo que ser suspendido al decretarse el Estado de Alarma. Los desfiles multitudinarios, los tradicionales Encuentros o los espectaculares doseles no podrán verse este año. Tampoco la procesión general del Santo Entierro por segundo año consecutivo, ya que la del año pasado también tuvo que suspenderse por la lluvia, pero los integrantes de las bandas de tambores tratarán de que el espíritu de estas conmemoraciones, tan masivas en Alzira como las Fallas, se deje sentir en la calle.

El Viernes de Dolors comenzarán a sonar los tambores a golpe de redoble desde los balcones "para seguir demostrando cual es nuestra pasión y poder disfrutar, al máximo posible, cada acto de esta semana gloriosa", ha anunciado el presidente de la JHHCC, Vicente Fábregues. "Este año todos saldremos a cada acto, Alzira será una desde el primero hasta el último día y desde el primero hasta el último golpe de tambor", añade

Cada día se dejará oir el toque del "popurrí" a las 19:50 horas, que dará paso al conocido toque de la "cabalgata", cuyo ritmo acabará a las ocho de la tarde para que todos los ciudadanos se unan a los aplausos diarios que se dedican a reconocer la impagable labor que realiza el personal sanitario. Esta particular Semana Santa ruidosa concluirá el día 12, Domingo de Resurrección, a las doce del mediodía, haciendo sonar los tambores "con más ganas que nunca para combatir con unión al coronavirus y hacer que las calles de Alzira vibren con los tambores lo más pronto posible", subraya esperanzado Vicent Fábregues.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook