El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Algemesí ha puesto en marcha el Plan Reactiva para inyectar 767.700 euros en la economía local con el objetivo de a los autónomos a que puedan retomar su actividad una vez concluya el confinamiento. Las subvenciones oscilarán entre los 300 y 1.100 euros según cada caso. Dichas ayudas han sido pactadas con los comerciantes y empresaros de la ciudad (ACSA y EMPAL). A esto hay que sumar los 180.000 euros que se invertirán en ayudas sociales y el aplazamiento y la reducción de impuestos y tasas.

El Plan Reactiva se divide en dos fases. Una primera fase en la que se destinaran unos 300.000 euros a ayudas directas a los autónomos afectados por el RD 463/2020 que han tenido que cesar su actividad durante el confinamiento. Cada negocio recibirá 600 euros y esta ayuda es compatible con las ayudas anunciadas por la Generalitat Valenciana.

Con el fin de agilizar la tramitación y que los beneficiarios puedan recibir las ayudas de manera inmediata, sin tener que esperar a largos procesos administrativos, se ha especificado en las bases que regulan las ayudas que será suficiente con presentar una declaración responsable en la que los solicitantes expliquen el tipo de negocio que tienen y que se han visto afectados por el RD 463/2020.

En una segunda fase se darán 500 euros más a aquellos autónomos afectados por el RD 463/2020 que no hayan recibido las ayudas de la Generalitat Valenciana. Y también se ayudará con 300 euros a los autónomos que hayan podido mantener su actividad, y por tanto no estén afectados por el RD 463/2020, pero que hayan visto reducidos sus ingresos considerablemente.

Ayudas a los nuevos autónomos

Además, se ayudará también a los autónomos que hayan iniciado una actividad económica en el año 2020 con el programa Recorrido Emprendedor. Dichas ayudas incluyen hasta 600 euros para los nuevos autónomos beneficiarios de la tarifa plana, hasta 900 euros para los nuevos autónomos colaboradores no titulares de la actividad, hasta 1.600 euros para los nuevos autónomos sin bonificaciones y hasta 2.100 euros para los nuevos autónomos societarios sin bonificaciones.

El plan también incluye una nueva regulación en la ordenanza fiscal de actividades que permitirá agilizar y simplificar los trámites, facilitar la autoliquidación a través de la sede electrónica y simplificar los cálculos de la tasa en función del coste de la actividad municipal que genera, estableciendo cuotas fijas.

El crédito que permitirá hacer frente a estas ayudas proviene del pabellón auxiliar que se estaba licitando (515.400 euros), del fondo de cooperación municipal (163.000 euros), del proyecto de la piscina de verano (47.300 euros) y de las partidas de promoción económica y ayuda para autónomos (24.000 euros). A eso hay que sumar 18.000 euros de la partida del IVACE.

Más ayudas sociales

Por lo que respecta a las ayudas sociales, el Ayuntamiento está destinando una media de 1.000 euros diarios en ayudas para las familias que más lo necesitan. Además, también se está pagando la ayuda de comedor escolar a los niños que no tienen el 100% de la beca y que, por tanto, se han quedado sin la ayuda del Consell.

El departamento de Servicios Sociales, que invertirá este año 430.000 euros en política social, está coordinado con Cruz Roja y Cáritas para, entre todos, poder llegar al máximo número de familias posible. Así pues, el Plan Reactiva y las ayudas destinadas a la protección social, junto con las bonificaciones y reducciones de impuestos, suponen una batería de medidas que alcanza 1,2 millones de euros.

La alcaldesa, Marta Trenzano asehura haber tomado esta decisión desde la responsabilidad y la empatía. "No podíamos consentir que hubiera una buena parte de la ciudadanía pasándolo mal mientras nosotros impulsábamos obras que no son urgentes y que pueden aplazarse", subraya la primera autoridad local

Trenzano ha afirmado que "tenemos una experiencia muy reciente en la gestión de la crisis del 2008. En aquel momento se priorizó devolver la deuda y se decidió reducir el gasto público, de ese modo los países europeos tardamos mucho más en superar la crisis que en otros lugares del mundo. Nosotros hemos hecho justo lo contrario, hemos inyectado dinero público en la economía local para priorizar la recuperación de los pequeños comercios y pymes y, así, no dejar a nadie atrás".

La alcaldesa ha concluido que "estas medidas incluyen la reducción de algunos impuestos como el de la ocupación de la vía pública y el aplazamiento de otros como el IBI para que los trabajadores no se vean asfixiados a la hora de retomar su actividad. Además, hemos priorizado el gasto en ayudas sociales para que nadie quede excluido de esta recuperación".