01 de mayo de 2020
01.05.2020
Levante-emv

La JLF aborda con las fallas de Alzira la suspensión de las fiestas de 2020

Bohigues se reúne con los presidentes por grupos para recabar opiniones antes de la asamblea que la próxima semana tomará una decisión

01.05.2020 | 19:05
La JLF aborda con las fallas de Alzira la suspensión de las fiestas de 2020

"Si no puedo celebrar unas fallas dignas que reúnan al mundo fallero, no me interesa"

Las fallas de Alzira decidirán la próxima semana si dan por concluido el ejercicio 2020 sin celebrar las fiestas o mantienen una puerta abierta a la espera de ver como evoluciona la desescalada planificada por el Gobierno tras la declaración del estado de alarma por el coronavirus. La Junta Local Fallera celebra a lo largo de esta tarde una reunión por videoconferencia con las 35 comisiones de la ciudad, a las que ha citado por grupos de siete, con el objetivo de escuchar qué opinan sobre la situación y las posibles alternativas antes de una asamblea que, según ha confirmado el presidente de la JLF, Jaume Bohigues, se prevé celebrar a lo largo de la próxima semana -la fecha debe salir de las sucesivas reuniones que está previsto celebrar desde las 16 a las 20 horas- para tomar una decisión definitiva sobre la suspensión definitiva, celebrar algún acto en el momento en que se levanten las medidas y el calendario lo permita o cualquier otra propuesta que puedan plantear las comisiones.
Bohigues ha explicado que la JLF no va a realizar una propuesta concreta, ya que prefiere escuchar primero el sentir de los presidentes, aunque no oculta su preferencia por pasar página. Suspender las fallas de 2020 y empezar a trabajar en el nuevo ejercicio, que también se presume complicado ante el impacto que la crisis económica que se augura, sobre todo desde el punto de vista del empleo, pueda tener en las comisiones. "Más que quemar dinero soy de esperar a ver la situación de mi familiar fallera, porque se van a perder muchos empleos y vamos a ver cómo queda la economía de las comisiones", señala.
"Yo veo mal la situación, la desescalada que van a hacer la veo muy rara y si no puedo celebrar unas fallas dignas y reunir en un acto a más de 5.000 personas como pasa en una ofrenda, en la entrega de premios o un una "mascletà", ¿para qué quiero celebrarlas?", ha señalado Bohigues. "Si no pudo reunir al mundo fallero y celebrar las Fallas con dignidad, no me interesa celebrar las fiestas, sería también un feo a las falleras mayores", agrega el presidente de la JLF. Jaume Bohigues ha señalado que, casi con toda seguridad, la próxima semana se tomará la decisión de la mano del ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook