03 de mayo de 2020
03.05.2020
Levante-emv

Los voluntarios de Cullera y Favara se retiran tras producir 37.000 viseras

Entregan un último lote de 2.000 pantallas a la Guardia Civil - Estiman en 736.000 euros el valor de las protecciones repartidas a sanitarios, fuerzas de seguridad y ayuntamientos

03.05.2020 | 14:19
La Guardia Civil ante los voluntarios.

El colectivo de voluntarios de Cullera y Favara, tal como se ha hecho llamar este grupo de trabajadores que ha estado confeccionando pantallas para los diferentes Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y para los sanitarios, ha puesto el punto y final a esta acción voluntaria tras producir un total de 36817 pantallas. El grupo estaba formado por personas de todas las edades de Cullera, Favara y de algún otro municipio de los alrededores.

Un total de 10.327 pantallas han sido distribuidas a hospitales, SAMU Comunidad Valenciana y centros de salud; otras 12.000 a los militares que han participado en la Operación Balmis, UME, Guardia Civil, Policía Nacional y policías locales; 12.091 a asociaciones de comerciantes de Cullera, Sueca y Alberic, así como colegios profesionales, etcétera; otras 879 pantallas a ayuntamientos, bomberos, protección civil y órganos oficiales; 335 pantallas a residencias de mayores y 949 a servicios funerarios, varios y pequeños establecimientos.

Una iniciativa que nació tras hacerse pública la necesidad de material sanitario para los colectivos que estaban en primera línea durante la crisis. A partir de ahí se creó un grupo de voluntarios que se han dedicado a efectuar no solo labores de montaje de las pantalla sino también la labor logística para poder conseguir de forma altruista el material qué ha servido para la confección. Una inversión que hubiese superado los 249.000 € y que este grupo de voluntarios han conseguido de forma solidaria aportando principalmente su trabajo en tres turnos diferentes ya que en la fábrica dónde se han realizado dichas pantallas se trabajaba de mañana, tarde y noche.

Una valoración del precio actual de las 36.817 pantallas a un coste medio de 20 euros, que es el que se está pagando por ellas en la actualidad, el valor de estas pantallas ha superado los 736.000 euros, según la estimación que realizan los propios voluntarios.

En el acto que daba por finalizada esta labor se ha realizado la última entrega a la Guardia Civil de más de 2.000 pantallas y se ha contado con la presencia del capitán jefe del subdirector de Tráfico de València, Domingo Bonilla Blas, quien ha tenido unas palabras de agradecimiento "a todos los voluntarios que han estado colaborando en esta acción social, un trabajo que se ha convertido en fundamental para que algunos profesionales hayamos podido afrontar con más garantías esta crisis sanitaria". Tanto el capitán como Óscar Pellicer, uno de los promotores de esta iniciativa, han querido agradecer "la acción voluntaria y solidaria de tantos colaboradores que no se lo han pensado dos veces a la hora de entregar su tiempo y su trabajo para ayudar a aquellos que más han necesitado de estas protecciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook