03 de junio de 2020
03.06.2020
Levante-emv

Càrcer registra el ADN de los perros e impondrá multas de hasta 200 euros

El ayuntamiento trata de identificar a los dueños de los canes que ensucian la calle - Los animales deberán llevar un chip identificativo

03.06.2020 | 16:44
Càrcer registra el ADN de los perros e impondrá multas de hasta 200 euros

El Ayuntamiento de Càrcer inicia con el actual mes de junio el proyecto con el que va a censar los perros mediante el registro de su ADN a través de la saliva con el objetivo de controlar la salubridad de las calles y contar con una base de datos detallada de los animales de compañía locales, con la que se pueda identificar la autoría de los excrementos que, con demasiada asiduidad, se propagan por las calles.
De este modo, cada vez que se localicen excrementos en la calle se procederá a recoger una muestra para analizarlos, con la imposición de sanciones que podrían llegar hasta los 200 euros. Durante los meses de junio (desde el día 15) y julio, el consistorio costeará el 50 % del coste de la identificación (que cuesta 34 euros), mientras a partir de agosto serán los dueños los que tendrán que pagar el importe total del registro, que se realizará en la Clínica Veterinaria Veterivall.

Para realizar el trámite el perro tendrá que tener chip y llevar el pasaporte. Finalizado el proceso se le entregará una chapa identificativa que deberá llevar en el collar de manera visible. Dicha herramienta de identificación única también servirá para reconocer a las mascotas cuando se pierdan. "Es una obligación del ayuntamiento, más si cabe después de lo vivido en los últimos meses, asegurar la limpieza de las calles para combatir que se propaguen virus", señala el alcalde de Càrcer, Pepe Botella.

El sistema funciona en otras localidades con éxito. "No podemos permitir actitudes incívicas y el chequeo genético permite dar un paso de gigante en este proceso, que a la larga agradeceremos todos y todas", añade el alcalde. Las pruebas de ADN serán ejecutadas por una empresa especializada, que controlará las alrededores de doscientas mascotas que existen en la localidad. Dicha compañía ha lanzado una campaña informativa para que los vecinos sepan cuándo podrán llevar a cabo los análisis. En el caso de nuevos nacimientos se prevé un periodo de tiempo de tres meses para formalizar la inscripción y uno de un mes cuando se trate de nuevas adquisiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook