Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

La Vila de Alzira renace a la sombra de Santa María

El proyecto seleccionado para recuperar la trama histórica plantea reconstruir el campanario de la iglesia que ordenó erigir el rey Jaume I, hoy desaparecida

La Vila de Alzira renace a la sombra de Santa María

La Vila de Alzira renace a la sombra de Santa María

El proyecto de recuperación de la Puerta de Santa María de Alzira -el extremo occidental de la Vila- seleccionado por un jurado internacional de entre los quince trabajos presentados al concurso de arquitectura Richard H. Driehaus parte de la reconstrucción del campanario de la desaparecida iglesia de Santa María, que fue demolido en el año 1950, que se concibe como el eje vertebrador de una nueva plaza que se abrirá en el lugar que ocupaba el templo que ordenó construir el rey Jaume I. El diseño premiado por el jurado, presentado con el título «Ad Fontes», regreso a las fuentes, también contempla recrecer las murallas que protegían la antigua isla del Xúquer -los expertos consideran que la base se conserva enterrada- y recuperar la «imagen clásica» con la que la ciudad se asomaba al Xúquer, con algunos matices, así como la trama urbana histórica «con una densidad de uso y unas tipologías edificatorias similares a las que existían en el pasado».

«Alzira es, ante todo, una ciudad estratigráfica, enclavada en un meandro del Júcar, que a lo largo de su historia ha ido levantándose, capa tras capa, para protegerse del río. Por ello, el proyecto debía asumir esa condición arqueológica, recuperando los restos de la antigua iglesia de Santa María», argumenta el autor del proyecto, que plantea excavar las trazas del templo destruido durante la Guerra Civil «manteniéndolas como un gran vacío urbano que sirve de punto de encuentro entre el presente y el pasado de la ciudad y los estratos sucesivos de su pasado».

Tanto el proyecto ganador como el resto de trabajos que optaban al premio de 12.000 euros de esta certamen internacional -el jurado ha concedido dos accésits de honor dada la calidad de las propuestas- coinciden en cerrar por completo al tráfico el perímetro de este extremo del centro histórico de Alzira para recuperar un espacio «único». Esta concepción fue la que, en la primera fase del certamen, llevó al jurado a seleccionar el Portal de Santa María como una de las áreas para las que se pedían propuestas de intervención, junto al centro histórico de Santiago de Compostela y el entorno de la plaza de San Fernando, una de las antiguas puertas de Santa Cruz de la Palma (Tenerife), ademas del entorno de la alcazaba de Guadix (Granada).

El concurso Richard H. Driehaus busca recuperar la arquitectura tradicional de zonas degradadas, promover un urbanismo que preserve las tradiciones locales y contribuya a generar una estructura urbana más bella. Desde esta perspectiva, un jurado que reunió por videoconferencia a expertos de diferentes partes del mundo -Inglaterra, Noruega, EE UU, Nicaragua o Portugal, además de España- ha optado por la alternativa que posiblemente más incide en la recuperación de los antiguos espacios árabes, a la espera de la excavación arqueológica, ya que los posibles hallazgos se deberán incorporar.

El reto del Ayuntamiento de Alzira pasa ahora por lograr financiación para materializar un proyecto a largo plazo que conllevará el derribo del cuartel de la Guardia Civil, declarado fuera de ordenación por el Plan Especial de la Vila. En torno a la plaza central, el proyecto ganador contempla construcciones -incorpora un estudio de la tipologías antiguas de las casas- que se pueden utilizar con fines turísticos, desde espacios museísticos a algún hotel, y también viviendas. En la recuperación de la trama urbana ha respetado las alineaciones que aparecían en los planos históricos, con dos excepciones. Por un lado, ha asumido la recomendación del Plan de Protección de la Vila de dejar una calle de ronda paralela a la muralla y, por otro, se han prolongado los adarves existentes al sur y al norte, para crear un eje perpendicular a la calle Mayor que una el Pont de Ferro con el parque Arabia Saudí, favoreciendo la circulación transversal.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats