09 de julio de 2020
09.07.2020
Levante-emv

La gerencia del hospital descarta aumentar la plantilla

Sanidad niega que la falta de personal pueda menguar la calidad asistencial o retrasar diagnósticos - "Tenemos los mismos médicos que en 2018", alega

08.07.2020 | 22:38
La gerencia del hospital descarta aumentar la plantilla

La conselleria de Sanidad no contempla aumentar la plantilla del servicio de Urgencias del Hospital Universitario de la Ribera, pese a las quejas que el comité de empresa ha elevado a la gerencia tras hacerse eco de las quejas planteadas por los sanitarios que atienden ese departamento. Es más, el gobierno autonómico niega que la falta de personal vaya a poner en peligro la calidad asistencial y a retrasar los diagnósticos, como han vaticinado los representantes de todos los sindicatos presentes en el centro sanitario enclavado en Alzira y, con la misma rotundidad, también desmiente que haya desaparecido, como han denunciado los delegados sindicales, el itinerario exclusivo habilitado para los pacientes de la Covid-19 con el objetivo de evitar que se mezclen con los pacientes convencionales.


Sustituciones

La plantilla estructural de médicos del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de la Ribera «es, desde el año 2018, de 36 facultativos», replicó ayer la Conselleria de Sanitat, que también aportó nuevos datos que contradicen la versión sindical: «En los dos últimos años solo se ha producido una jubilación, que ha sido cubierta. A día de hoy, solo hay una persona con una excedencia por cuidado de hijos que no se ha podido cubrir por no ser posible encontrar facultativos en bolsa de trabajo», concretó.

Respecto a la ruta específica para infectados de coronavirus, la conselleria matiza. «Es absolutamente falso que se hayan suprimido los dos circuitos que separan a los pacientes con sintomatología respiratoria de los que no presentan este tipo de síntomas en el Servicio de Urgencias. Ambos circuitos se mantienen, permaneciendo totalmente separados unos pacientes de otros. Lo que se ha hecho es dejar de dedicar un equipo específico de profesionales para pacientes respiratorios, ante la acusada disminución de este tipo de pacientes en el Servicio de Urgencias». En el caso de que lleguen pacientes con sintomatología compatible con COVID, los profesionales seguirán manteniendo todas las medidas de prevención y de aislamiento de los pacientes sospechosos, asevera Sanidad.


Bolsa de empleo exhausta

El Servicio de Urgencias, según los datos oficiales del Consell, ha contratado como refuerzo para verano a 5 facultativos, de los que tres son recién licenciados «tal y como se hace en la mayoría de los centros hospitalarios, ante la dificultad de encontrar médicos especialistas en la bolsa de trabajo». El comité de empresa considera «temerario» que se confíe en estudiantes sin la suficiente experiencia para trabajar.

Esos tres médicos, precisa la conselleria, tienen un contrato de guardias para atender la consulta rápida del Servicio de Urgencias, «esto es, para atender a los pacientes que, una vez han pasado por triaje, son catalogados como pacientes con patologías banales, aclara antes de señalar como «totalmente falso que se haya disminuido la presencia de un médico adjunto de Urgencias en las guardias de los fines de semana y festivos. Se mantiene igual que existía con anterioridad a la reversión del Hospital de Alzira».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas