«Empezar la casa por la ventana». Eso es lo que opina el PP que se ha hecho en el cementerio municipal de Algemesí. El gobierno local proyectó la ampliación del cementerio «pero no incluyó la puerta que comunica el actual camposanto con la nueva zona». Sí que se ha incluido una puerta trasera, aunque ubicada a unos 300 metros de la puerta principal, que siempre está cerrada con llave para evitar actos vandálicos, lamenta el partido.

«Los familiares deben buscar al conserje para que les abra y puedan visitar a sus difuntos. A pesar de que desde hace meses se producen inhumaciones y ya hay cerca de una quincena de nichos ocupados en las nuevas instalaciones, éstas están por terminar y tampoco existe una acera que facilite el acceso», reprocha el PP.

Más grave todavía, según el partido, es el momento del entierro: «La máquina de enterrar debe salir de las instalaciones para bordear el cementerio por la carretera y acceder por dicha puerta», añade José Javier Sanchis.