30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Copal pide subvenciones del 100 % para convencer al labrador

No se descarta una apuesta por las variedades que exigen 'royalties': tienen un precio elevado asegurado

Vicente Bomboí es de los que defiende la necesidad de modernización del sector. «Si el mercado pide naranjas que tengan color, pues hay que hacerlas. Ese es el futuro. No podemos quedarnos anclados en las Satsumas, Navelinas y todas esas naranjas que hacían nuestros padres. Tenemos que evolucionar con el mercado», argumenta el presidente de la cooperativa de Algemesí. «En toda Europa hay una tendencia a consumir productos nacionales, con toda la amplitud de miras que supone formar parte de la Unión Europea. Subamos a ese carro. Hagamos que el consumidor busque de dónde viene ese producto para evitar todos aquellos que vienen de Suráfrica o el cono sur de América y se decante por los europeos. El relevo generacional verá que así hay un resultado económico plausible y continuará este modo de vida», complementa su discurso.

El presidente de la cooperativa de Algemesí también aboga por subvenciones para nuevos cultivos que lleguen, incluso, al 100 % al mismo tiempo que defiende adentrarse en el mercado de las «royalties». «Si pagar un canon implica que hay un precio asegurado mucho más elevado que las naranjas convencionales, es normal que vayamos hacia allí. En ese sentido, nuestra cooperativa y el ayuntamiento ya trabajan para poder poner en marcha estas plantaciones nuevas. La Copal quiere lo mejor para el socio y el ayuntamiento lo mejor para Algemesí, qué mejor que ir de la mano en un proyecto de futuro», concluye.

Compartir el artículo

stats