La UD Castellonense ha realizado una campaña excelente. Ganó la liga, también la semifinal de la fase ascenso a Tercera Division pero encalló en el partido decisivo ante en Villajoyosa (0-1) celebrado en la noche del pasado viernes en el estadio Municipal de Alberic. El club llegó a pedir «disculpas» a los aficionados por no rematar una temporada tan brillante, pero la suerte del cuadro blanquinegro todavía no está decidida. Se trata de una carambola en los despachos que propiciaría la promoción del Alcoyano, cuya plaza libre podría ser aprovechada por el club de la Ribera por ser el mejor equipo de Preferente que no ha logrado ascender. La decisión está en manos de la Real Federación Española de Fútbol. Esa puede ser la última opción para los castelloneros.

Un penalti con expulsión determinó la final disputada contra el Villajoyosa en Alberic. El conjunto albinegro salió bien al campo, dispuesto a decidir pronto la eliminatoria. De hecho, en una de las reiteradas arremetidas contra el área alicantina, Tobías estrelló el balón contra el poste. Hasta el descanso hubo oportunidades para ambos equipos, aunque el partido perdió gradualmente intensidad. La jugada clave fue el derribo de un atacante. El árbitro decretó la pena máxima y expulsó a Jordi.

Quedan los despachos

No obstante, el guardameta Cristian devolvió la emoción al partido, a falta de diez minutos, al detener el penalti. Pero no pudo ser. Los alicantinos lograron, en una gran internada, el único tanto del encuentro en el minuto 87. El sueño del ascenso se había esfumado. Tras la primera e inevitable frustración, la mayoría de los aficionados han asumido después el golpe y agradecen la gran temporada que ha realizado el Castellonense. Se ha llegado muy lejos.

En cualquier caso, no se ha dicho aún la última palabra hasta que la federación española determine si autoriza o no a cubrir las dos plazas de la Tercera División que quedan vacantes. Un ascenso de rebote del Alcoyano, que perdió la final ante el pujante Atzaneta de David Albelda, dejaría una plaza libre que podría ocupar el Castellonense al tratarse del club que se clasificó en primer lugar entre los cuatro grupos de Preferente. Además, por puntuación obtenida y por diferencia de goles, el equipo blanquinegro sería el candidato mejor situado para dar el salto a su soñada Tercera División, en la que no milita desde hace la friolera de 62 años.

En cualquier caso, se trata de una hipótesis que solo podrá materializarse si la federación española de fútbol decide respescarlo. Mientras tanto, los jugadores, el cuadro técnico y los directivos se han ganado un descanso.