Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ya solo queda por decidir dónde irá el nuevo vertedero

La planta de compostaje que transforma la materia orgánica en compost que se vende como abono ya permite la recogida selectiva en origen de la materia organiza a través del contenedor marrón, una decisión que corresponde a cada ayuntamiento aunque, de momento, ninguno de los 51 municipios que integran el consorcio lleva a la planta la materia orgánica por separado. Tras la construcción de la planta de tratamiento de Guadassuar, que abrió en 2016, y de la de compostaje, queda pendiente la construcción del vertedero, que todavía sigue sin emplazamiento definitivo. El complejo de Guadassuar gestiona 135.000 toneladas de residuos domésticos y da servicio a 325.000 ciudadanos de la Ribera y la Valldigna.

Compartir el artículo

stats