Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Treinta colegios alertan de que no pueden asegurar la salud del alumnado

Los directores advierten al conseller: "No podemos garantizar el cumplimiento de las normas contra la Covid-19"

El conseller de Educación, en el nuevo colegio Severí Torres, integrado en Confluència 340.

El conseller de Educación, en el nuevo colegio Severí Torres, integrado en Confluència 340. vicent m. pastoR

Los directores de los treinta colegios de la Ribera integrados en la asociación «Confluència 340», dedicada desde hace 20 años a mejorar el servicio educativo que prestan a municipios como Càrcer, Carlet, l'Alcúdia, Montserrat, Alberic, Alginet, Benifaió o la Pobla Llarga, se han plantado ante la imposibilidad de cumplir todas las normativas y protocolos que la Generalitat exige para reabrir las escuelas en septiembre. Su posición es categórica: «No podemos garantizar el cumplimiento de las normas de salud contra la Covid-19 porque los centros, estructuralmente, no reúnen los requisitos necesarios». Los máximos responsables de esa treintena de comunidades educativas niegan que quieran eludir su responsabilidad pero tampoco están dispuestos a asumir cargas que no les corresponden.

«Ni valoración ni aprobación»

El extenso grupo de directores se ha dirigido por carta al titular de Educación, Vicent Marzá, con el ánimo de advertirle de lo que podría pasar en el nuevo curso si no se adoptan criterios más racionales. «No somos técnicos en riesgos laborales y difícilmente podemos asegurar la salud de nuestro alumnado y del personal de cada centro», defienden en el escrito remitido al conseller. También aseguran haber elaborado durante semanas los planes de contingencia de acuerdo a las indicaciones recibidas, aunque se preguntan cómo pueden tener la certeza de que han actuado correctamente. «No disponemos de ningún informe favorable, ni valoración ni aprobación por parte de la conselleria», lamentan.

El grupo Confluència 340 también ha acordado suspender las actividades extraescolares y solicitado la implantación de la jornada continua, como ayer avanzó Levante EMV. De ese modo, sostienen se daría más tiempo a los ayuntamientos para limpiar y desinfectar las instalaciones de cada colegio, como les reclama la conselleria. Por ello solicitan que sea Educació, conjuntamente con Sanitat, quienes definan «en qué condiciones se debería prestar el programa anual de actividades complementarias y extraescolares, dado que, según argumentan, «es imposible que veinte o treinta alumnos pequeños estén separados y no ocupen aulas o utilicen materiales comunes sin que haya un monitor por cada grupo estable».

El temor también alcanza la falta de definición por parte de la conselleria respecto al control de la trazabilidad de los docentes. Y, en ese contexto, se preguntan: «Cómo hemos de preparar todos los escenarios posibles si no sabemos cómo actuar ante un caso positivo de un maestro o una profesora? ¿Quedará todo el claustro en cuarentena? ¿Hemos de cerrar el centro para aislarse cada uno en su casa?».

Confluència 340 también incluye a directores de colegios de Villanueva de Castellón, Llombai, Catadau, Antella, Montroi, Alfarb, Massalavés, Alcàntera de Xúquer, Manuel, Benimodo, Senyera, Sant Joanet, Benimuslem, Beneixida, Cotes, Sellent.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats