04 de agosto de 2020
04.08.2020
Levante-emv
Turismo rural

Alzira autoriza transformar los huertos en alojamientos turísticos

El pleno avala tramitar licencias aunque estén en terreno no urbanizable al considerar que la actual normativa estaba obsoleta ? La condición será que se reutilice la arquitectura tradicional

04.08.2020 | 01:23
Alzira autoriza transformar los huertos en alojamientos turísticos

El Ayuntamiento de Alzira se sube al carro del turismo rural, especialmente en alza debido a la pandemia. El pleno aprobó en su última sesión la concesión de licencias para transformar huertos en alojamientos turísticos, pese a que éstos se encuentren en suelo no urbanizable. Esta circunstancia se debe a que el municipio no aplicaba, hasta la fecha, los parámetros recogidos por la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup) y se regía únicamente por su plan local.

La normativa se puso en marcha hace más de un lustro, pero el consistorio tenía sus reservas a la hora de conceder las licencias de obra en zonas que el Plan General de Ordenación Urbana consideraba como suelo no urbanizable. «Considerábamos que existía un conflicto entre el PGOU y la Lotup, pero tras realizar la valoración jurídica correspondiente se considera que existe un principio de jerarquía», explicó la concejala de Urbanismo, Sara Garés. Es decir, si se tenía en cuenta que el plan de desarrollo urbanístico de la ciudad se remonta hasta el año 2002 y que la Lotup es de 2014 hay dos factores que hacen prevalecer a una por encima de la otra. Por una parte, una ley siempre va a estar por encima de un reglamento municipal. El segundo factor tiene que ver con la temporalidad: «El Plan General de 2002 se ha quedado desfasado con respecto a más de una ley promulgada a posteriori», resumió la edil.

De ese modo, el consistorio podrá emitir autorizaciones para la puesta en marcha de alojamientos turísticos en suelo no urbanizable de protección agrícola con una condición: se debe reutilizar la arquitectura tradicional. Dicho de otra manera, siempre que se saquen del abandono y su correspondiente estado de deterioro los huertos históricos, algunos de los cuales son verdaderas joyas arquitectónicas de gran valor.


Carcaixent, ejemplo de éxito

Se trata de una práctica que ya se ha realizado con bastante éxito en Carcaixent que, ya sea por iniciativa privada o pública, cuenta con una espectacular colección de huertos visitables. Aunque no todos cuentan con esa vertiente de alojamiento, sí se han convertido en un atractivo turístico más sobre el que se vertebran, incluso, rutas que ponen de relevancia el cultivo de la naranja. No es para menos, ya que en sus mejores años el cítrico fue una inagotable fuente de ingresos, lo que permitió alzar grandes y lujosas construcciones en las parcelas agrícolas.

«Alzira tiene muchos huertos antiguos que se podrían restaurar para ejercer esta actividad, ya que no hablamos de realizar nuevos edificios. Nos encontramos en una época de recesión debido a la pandemia. Así que tenemos que dar nuestro apoyo a aquellas iniciativas para impulsar la economía local ya que la ley nos ampara. Además, nos permitiría recuperar una parte muy importante de nuestro patrimonio», concluyó la concejala Garés. De ese modo, la ciudad podrá contar con alojamientos turísticos en pleno campo, un recurso cada vez más demandado debido a la Covid-19 y la búsqueda de lugares que garanticen descanso sin aglomeraciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook