30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un invierno cálido y lluvioso adelanta la vendimia en Turís pero no eleva la producción

La Baronía inicia hoy la recolección de la uva con una merma del 25 % sobre la cosecha media y la previsión de igualar los casi cuatro millones de kilos de la pasada campaña

Un invierno cálido y lluvioso adelanta la vendimia en Turís pero no eleva la producción

Un invierno cálido y lluvioso adelanta la vendimia en Turís pero no eleva la producción

Una brotación muy temprana del viñedo como consecuencia de las condiciones climatológicas registradas meses atrás da paso a una también madrugadora vendimia, que arranca hoy en Turís con la previsión de recolectar cerca de cuatro millones de kilos, un volumen de cosecha muy similar al del año anterior, que se mantiene por debajo de lo que sería la producción de un año normal, en torno a cinco millones de kilos, detalla el enólogo de la bodega la Baronía, Joan Picó. La merma afectará tanto a la variedad de uva malvasía como a las de tintos, mientras que la uva moscatel, la autóctona y la que más identifica a la cooperativa turisana ya que representa cerca de un 50 % de la producción, afronta una campaña «normal».

Un invierno lluvioso como pocos condiciona una campaña de vendimia que arranca con «diez o doce días» de adelanto respecto del año anterior, cuando la recolección se enmarcó en el calendario tradicional de principios de septiembre, lo que, según Picó, representa un adelanto «importante». «Tuvimos una brotación muy temprana y esto supone que se avance la vendimia, que es una tendencia general», incidió el enólogo, mientras detallaba que un año especialmente lluvioso provocó un espectacular desarrollo vegetativo de las plantas que, no obstante, no se ha traducido en una mayor producción de uva.

Control de hongos

Por otra parte, indicó que este invierno tan húmedo había disparado el temor entre los agricultores al ataque del mildiu, un hongo que afecta a la viña, si bien Joan Picó señaló que finalmente no ha habido una afección grande. Más quebraderos de cabeza ha provocado a los productores otro hongo al que se atribuye una parte de la merma de la cosecha. Se trata del oidio, negrilla o «cendreta». «Puede ser el responsable de una merma tanto de producción como de calidad y por eso han sido muy importantes los controles de calidad que se han ido realizando para combatir la plaga. No vamos a tener una cosecha exenta de negrilla pero estos controles han conseguido paliar la acción de este hongo con tratamientos muy efectivos», explicó el técnico, que se mostró confiado en que las aplicaciones extraordinarias realizadas por los agricultores permitan tener una uva de buena calidad.

Los viticultores de Turís inician hay la campaña de la vendimia que, en una primera parte que se prolongará durante aproximadamente tres semanas, se centrará en las variedades macabeo y uvas tintas, mientras que la segunda mitad se dedicará al moscatel. Joan Picó comentó que, en un año normal, la producción de uva de La Baronía se sitúa en torno a cinco millones de kilos, de los que un 25 % corresponden a la variedad malvasía, otro 25 % a uvas tintas y el 50 % restante al moscatel.

La gerente de la Baronía, Ana Calvet, confirmó que pese a las adversidades climatológicas «esperamos que la calidad sea buena»y también se mostró esperanzada en que la campaña discurra «tranquila, sin lluvia y sin tormentas».

Compartir el artículo

stats