Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfarp cierra el ayuntamiento por un caso positivo

Alberic alerta de seis contagios de varias edades «sin un patrón determinado» y con síntomas leves

El Ayuntamiento de Alfarp cerró ayer las puertas de sus dependencias tras notificarse un caso positivo en una de las personas que trabaja para la administración local. Mientras, el consistorio de Alberic alertó a la población de seis contagios que ni siquiera figuran todavía en la estadística oficial.

El municipio de la Vall dels Alcalans anunció ayer el cierre de las dependencias municipales hasta nuevo aviso tras la aparición de un caso positivo de Covid-19, aunque, según detalló, se trata únicamente de una medida preventiva. «Aunque, según el protocolo de seguimiento de nuevos brotes, no estamos obligados a cerrar, creemos que, por responsabilidad y como medida de prevención, las oficinas deben permanecer cerradas hasta que se pueda asegurar que no hay ningún brote activo», indicó el ayuntamiento.

Por su parte, los trabajadores del consistorio que han estado en contacto directo con la persona que ha dado positivo se someterán a las pruebas pertinentes «y, en caso de que no haya nadie más contagiado, se reabrirán las puertas», manifestaron fuentes municipales. Se trata, en cualquier caso, de medidas que ya han tomado en el pasado otros municipios con el objetivo de frenar los posibles contagios derivados de un positivo.

Por su parte, el Ayuntamiento de Alberic alertó a la población de la presencia de seis casos de coronavirus activos en la localidad, tras recibir la correspondiente confirmación de Salut Pública. No obstante, lo más preocupante de la situación es que, tal y como indicó el consistorio, las personas afectadas «son de diferentes edidades y no existe un patrón común determinado», lo que dificulta la localización del origen de la enfermedad y el rastreo de los posibles afectados. Además, destacó que los seis infectados presentan sintomatología leve.

Tras ello, el consistorio recordó que, como ocurre en gran parte de la comarca, se realizan limpiezas y desinfecciones periódicas en todas las calles y en los parques infantiles. Asimismo, insistió en la necesidad de seguir las directrices marcadas por las autoridades competentes, como es el caso de lavarse repetidamente las manos, evitar tocarse la boca, los ojos o la nariz con las manos, mantener la distancia de un metro y medio con otras personas y, por supuesto, el uso de la mascarilla tanto en la calle como en establecimientos públicos o privados.

Compartir el artículo

stats