Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS roza los trescientos abonados en apenas medio día

La práctica totalidad de los socios del pasado año renueva pese a la incertidumbre de la pandemia El club ya trabaja en el reparto de las butacas, que contarán con espacio de seguridad entre ellas

Presentación de la campaña de abonos del Alzira FS.

Presentación de la campaña de abonos del Alzira FS. r. sebastián

El Family Cash Alzira FS puede presumir de tener una afición de lo más fiel. El club se ha granjeado el aprecio de la ciudad y ésta le responde incluso en un escenario tan incierto como el actual. En solo medio día ya ha recibido unas trescientas solicitudes para renovar el abono de cara a la próxima campaña.

Los aficionados del fútbol sala tienen ganas de volver a vivir emocionantes tardes en el Palau, como las que brindó el equipo en su primera temporada en Segunda División. «No queríamos sacar los abonos hasta que supiésemos cuándo va a empezar la temporada, pero la gente no ha parado de preguntarnos por la calle y hemos dado una respuesta a esa demanda social. Ahora todo es más incierto que nunca, pero de momento la previsión es la de competir y tenemos que trabajar en esa línea. Si todo se vuelve a parar o tenemos que jugar sin público, devolveríamos el dinero a todo el que lo reclamase», explicó a Levante-EMV el presidente del Alzira FS, Vicent Fontana.

El lanzamiento de abonos, tal y como ya informó este periódico, va acompañado de un estricto protocolo para evitar contagios. De cara a este curso, la directiva del club ha decidido reducir el aforo máximo del Palau hasta el 35 % con la intención de aumentar más la distancia interpersonal y reducir riesgos. Según anunció el propio Fontana, por cada asiento ocupado se dejarán dos libres, pese a que la normativa vigente le autoriza a la utilización del 75 %. Por tanto, se dispondrán 900 butacas para cada encuentro, 300 de las cuales se han reservado para abonos adultos y otras 100 para los jóvenes.

Unas tres cuartas partes de esas previsiones ya están cumplidas. El club inició el lunes por la tarde esta campaña de abonos empezando por las renovaciones y el éxito en menos de 24 horas ha sido absoluto: «Comenzamos la campaña a las 6 de la tarde, tanto presencial como online y la respuesta ha sido masiva. El criterio que hemos seguido es el del orden de llegada de las peticiones para poder elegir los asientos que uno quiera, estamos en casi 300 abonos en menos de un día. La tribuna está prácticamente completa, quedan los fondos de las porterías. Guardamos 200 plazas para los jugadores de la escuela, entre 50 y 100 para patrocinadores, autoridades y prensa y el resto es lo que se destina a la taquilla y afición rival, hemos dejado 150 para este fin, superando el porcentaje al que estamos obligados y de ahí podemos tirar mano de unas cincuenta si hiciera falta para aumentar el número de abonos», comentó al respecto Fontana.

A la espera de fechas

Unas cifras que superan con creces cualquier previsión y que se han traducido en un intenso (y agradecido) trabajo en el sino del club. «El año pasado teníamos poco más de 300 abonados y prácticamente todos van a renovar por lo que hemos comprobado. Así que tendremos unos 100 ó 150 listos para los nuevos que lo quieran adquirir a partir de la semana que viene. Ahora estamos cuadrando todas esas peticiones con nuestro plan de seguridad, garantizando el espacio entre todas las plazas que asignemos. Calculamos que podrán entrar al Palau entre novecientas y mil personas», indicó Fontana. El club se mantiene todavía a la espera de que se concrete el calendario liguero para ponerse a entrenar con los protocolos que dicten las autoridades deportivas y sanitarias. Lo que es seguro es que apoyo no le faltará.

Compartir el artículo

stats