Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ribera quintuplica en agosto los contagios registrados en julio

Sanitat contabilizaba 541 casos positivos al finalizar el Estado de Alarma - Hace menos de un mes eran 601 y la estadística suma ya 855

El mes de agosto está a punto de acabar y el balance dista de ser el deseado. El ritmo de contagios por cornavirus en la comarca se quintuplica con respecto a julio y, pese a la insistencia de las autoridades sanitarias, nada hace presagiar una mejoría radical, al menos, en las próximas semanas.

El 21 de junio se dio por finalizado el Estado de Alarma y, con él, las restricciones más duras. El confinamiento quedó atrás con la famosa desescalada y, poco a poco, se recuperaron casi todos los hábitos perdidos a inicios de marzo. El mensaje, entonces, de las autoridades sanitarias fue claro: se podían recuperar las reuniones con amigos y familias, había permiso para que todas las actividades económicas retomaran el pulso, los viajes volvían a formar parte del día a día. Todo ello era posible si se seguían las normas básicas: utilizar una mascarilla, mantener las distancias y lavarse mucho las manos.

Todo el mundo puede cometer un despiste. En una parte de la sociedad el mensaje no ha calado. Y si a eso se suma la mayor capacidad para detectar contagios y realizar pruebas diagnósticas, el escenario no es otro que el de un crecimiento exponencial del número de positivos.

La estadística dista de ser alarmante, pero cada vez adquiere mayor relevancia. La realidad es la que es. El número de contagios detectados representa un porcentaje de la población muy reducido, pero no para de crecer. Para muestra un botón. Aquel 21 de junio la Ribera contaba con un total de 541 contagios. La incidencia del virus se podría considerar muy baja si se tiene en cuenta que la comarca posee casi 300.000 habitantes. Dicho de otra manera, por cada persona enferma (o que había superado ya la dolencia), más de quinientas estaban sanas. Al acabar julio, la conselleria de Sanitat contabilizaba en la Ribera 601 personas que tenían o habían contraído el virus desde que se iniciara la alerta sanitaria.

El crecimiento no resulta especialmente notorio. A un ritmo de cincuenta contagios mensuales a lo largo y ancho de la Ribera del Xúquer, llegaría antes la vacuna contra el virus que un escenario que pudiese llegar a ser de extremada preocupación. Pero no ha sido el caso. Si desde que finalizó el Estado de Alarma hasta finales de julio la estadística de positivos totales en la comarca creció tan solo en sesenta personas, desde entonces y hasta la última actualización de datos de el martes hay 254 más. Lo que quiere decir que prácticamente se quintuplica el número de contagios.

Por localidades

En términos absolutos, las ciudades más grandes aglutinan las cifras de contagios más elevadas, aunque su evolución ha sido desigual. Alzira presentaba el 21 de junio la cifra más alta, algo lógico si se tiene en cuenta su mayor volumen poblacional. Sus 86 positivos quedaban algo lejos de los 64 de Algemesí, de los 44 de Sueca, de los 36 de Carcaixent o de los 28 de Cullera. Esas cifras han crecido, especialmente, desde la llegada de agosto. Tres de ellos han superado ya la barrera de la centena: Alzira (117), Algemesí (101) y Sueca (100).

Hay localidades que son más pequeñas pero que han experimentado un crecimiento de positivos mayor que el de urbes de gran tamaño debido a la aparición de nuevos brotes. Càrcer apenas sumaba cinco contagiados el 21 de junio mientras que casi alcanza las cuatro decenas. La estadística de la Pobla Llarga no es, ni mucho menos, alarmante. Pero sus seis casos de finales de junio se han duplicado en las últimas semanas. Lo mismo ocurre, por ejemplo, en Montserrat, que saldó el periodo de cuarentena con solo un caso y ya suma nueve.

Un grupo de poblaciones, no obstante, mantiene su estadística inalterada desde el 21 de junio. Cinco localidades se mantienen sin contagios detectados por las autoridades sanitarias desde que se iniciara la pandemia: Benicull, Beneixida, Sellent, Sant Joanet y Llaurí. Los siguientes municipios sí han contado con casos, pero su número no ha crecido desde la mencionada fecha: Benimodo (1), Benimuslem (1), Corbera (6), Cotes (1), Riola (3), Real (3), Gavarda (2), l'Ènova (5), Polinyà de Xúquer (3) y Sollana (17).

Compartir el artículo

stats