Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solicitud

Alzira busca el respaldo de Cultura para recuperar el Portal de Santa María

El ayuntamiento pretende ir de la mano con la conselleria, que deberá autorizar cualquier intervención

Imagen virtual de la plaza que presidirá la nueva ordenación. jiménez & linares

El Ayuntamiento de Alzira ha iniciado el proceso de sumar adhesiones al ilusionante objetivo de recuperar la Portal de Santa María, el extremo occidental del centro histórico, en base a la propuesta diseñada por los arquitectos sevillanos Elena Jiménez y Abelardo Linares, ganadora del concurso de arquitectura organizado por la fundación Richard H. Driehaus.

El gobierno municipal ya anunciado que tiene intención de buscar el respaldo del Ministerio de Fomento para impulsar una actuación que, entre otros aspectos, contempla la reconstrucción del antiguo campanario de Santa María, pero ayer aprovechó la visita a Alzira del jefe de servicio de la Dirección Territorial de Cultura y Patrimonio, Ximo López, para mostrarle la intervención diseñada y buscar el respaldo de la Administración que tiene la última palabra sobre cualquier intervención en un centro histórico protegido con la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

El consistorio pretende ir de la mano de la conselleria en el proceso de plasmar la propuesta bautizada como «Ad Fontes» -regreso a las fuentes-, en un documento técnico, para garantizar que la intervención que finalmente se eleve al ministerio en busca de financiación cuenta con el visto bueno de la Administración autonómica.

Ximo López mantuvo ayer en Alzira una reunión de trabajo con el alcalde de la ciudad, Diego Gómez; la concejal de Urbanismo, Sara Garés, y la responsable del área de Patrimonio Cultural, Isabel Aguilar. Fuentes municipales detallaron que la misma sirvió para abordar diferentes proyectos pendientes como el tratamiento de la fachada de la casa consistorial, un edificio catalogado como monumento y que precisa de una intervención debido a problemas de humedades y desprendimientos que se han llegado a producir; las mejoras de accesibilidad al propio ayuntamiento: la restauración del campanario de la iglesia de Santa Catalina, que se valló en su día por temor a la caída de cascotes; la anhelada restauración de la Torre de las Palomas, una intervención en el elemento que mejor se conserva de las ruinas del monasterio de la Murta y que acumula años de demora o el proyecto ganador del concurso de arquitectura Richard H. Driehaus.

La intención del consistorio es ir de la mano con los técnicos de la conselleria, consensuar las actuaciones en base al proyecto ganador para evitar que en el futuro puedan haber problemas a la hora de obtener las autorizaciones necesarias del área de Patrimonio en la Vila.

Compartir el artículo

stats