30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejora

Alzira traza una vía de escape a los atascos

El ayuntamiento busca financiación para una variante que conecte el polígono con la Ronda Norte y descongestione la rotonda

La Ronda Norte contribuye a colapsar la Rotonda de Les Fulles.

La Ronda Norte contribuye a colapsar la Rotonda de Les Fulles. v. m. p.

Es de sobra conocido el problema que sufre esta zona de la ciudad prácticamente a diario. Las retenciones son el pan nuestro de cada día para los conductores que por allí circulan, especialmente en hora punta. Durante las entradas y salidas de los trabajadores de las empresas del polígono de la Carretera de Albalat se repite siempre la misma imagen: vehículos prácticamente parados, en dos carriles, intentando adentrarse en la Rotonda de les Fulles para entrar en Alzira o, en mayor medida, dirigirse hacia otro municipio. A ese flujo se suma también toda aquella persona que busque una salida desde la zona comercial de Carrefour. El atasco puede durar varios minutos.

No obstante, ese no es todo el problema. O al menos el de mayor envergadura. Según fuentes municipales, antes de plantear cualquier solución se realizó un concienzudo estudio del tráfico en esta zona de la ciudad y poder plantear alternativas desde el conocimiento del comportamiento de los vehículos. Para sorpresa del consistorio, éste evidenció que lo que realmente bloquea la rotonda es la entrada desde el puente de la CV-43, conocido popularmente por el nombre de su pigmentación: amarillo. Esta ruta es la que eligen aquellos conductores que, desde otras zonas de la Ribera Alta, buscan cruzar el Xúquer y llegar hasta la Baixa, a localidades como Corbera, Favara o Cullera.

Desdoblar una vía de servicio

No obstante, ya que eso no se puede impedir, lo que se busca es dar mayor fluidez al que históricamente se ha considerado el problema más importante: el tráfico de las entradas y salidas de las numerosas industrias asentadas a lo largo de la Carretera de Albalat. La solución pasa por dirigir el tráfico por la calle Soberanía Nacional hacia lo que en estos momentos es una vía de servicio que discurre por detrás varias cadenas de comida rápida. Éste se acondicionará para que por el puedan discurrir dos vehículos y conectará directamente con el puente de la ronda norte. De ese modo, aquellos que no busquen acceder a la ciudad, o quieran hacerlo pero a otro de sus extremos, evitarán la transitada rotonda.

El ayuntamiento ya ha realizado los pertinentes proyectos y busca una vía de financiación, se han solicitado subvenciones supramunicipales y espera contar con este vial antes de acabe la legislatura. Esta no es la única solución que el consistorio prevé aplicar a esta zona de la ciudad. Aunque para el consistorio la principal solución al tráfico en el norte de Alzira pasa por construir un nuevo puente sobre el río desde el polígono hasta la zona de la ITV, «mientras esta gran infraestructura no se realice se apuesta por dar soluciones paliativas», apunta la concejala de Seguridad y Urbanismo, Sara Garés.

Dignificar los accesos

Entre los objetivos del gobierno local se encuentra ofrecer varias y mejores alternativas a ese gran volumen tráfico que llega tanto de la Carretera de Albalat como de la Ribera Baixa. «Hay mucha gente que para evitarse esos atascos en la Rotonda de les Fulles coge los caminos que van desde el cruce del Forn de Carrascosa y llegan hasta la Graella, con las mejoras aquí, el vial alternativo a la rotonda y el camino que queremos habilitar desde detrás del hospital hasta la zona donde estarán el retén y el parque de bomberos, lograremos dignificar los accesos norte y este de la ciudad», destaca Garés.

Compartir el artículo

stats