30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueca y Cullera reparan las playas a contrarreloj para «alargar» el verano

Los ayuntamientos arreglan los desperfectos ocasionados por el temporal en las infraestructuras en un intento de mantener los servicios y salvar la primera quincena de septiembre en un año atípico

El mar casi alcanza el cordón dunar en la playa del Dosel (Cullera).

El mar casi alcanza el cordón dunar en la playa del Dosel (Cullera). j. g.

El verano ya era bastante complicado de por sí para la costa debido a la pandemia y ahora se suman las inclemencias meteorológicas. Los ayuntamientos de Sueca y Cullera ya se han puesto manos a la obra para reparar los daños ocasionados en sus playas por el temporal de mar alta registrado el pasado fin de semana y evitar que se pierda la primera quincena de septiembre de una campaña estival ya de por sí atípica debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

El litoral de Sueca ha sido el que más se ha visto afectado, aunque el ayuntamiento no da por terminada la temporada turística y mantiene la previsión de que pueda continuar hasta el próximo 13 de septiembre. El temporal ha causado daños generalizados en lavapiés y papeleras, aunque lo más destacabale ha sido los desperfectos ocasionados en las playas accesibles, principalmente la Llastra y Les Palmeres.

«Si bien es cierto que a partir del día 1 se produce una disminución de los servicios que se prestan en las playas suecanas, éstas se mantendrán según las previsiones con un solo cambio importante. Estaba previsto que la playa accesible de Les Palmeres se mantuviese abierta, pero después de los daños ocasionados por el temporal se ha decidido que la playa accesible que se mantendrá abierta de las cuatro existentes en la actualidad será la del Mareny Blau», indicaron fuentes municipales.

Por su parte, las playas de Cullera no se han librado del temporal aunque con un grado de afección dispar. Mientras las playas del centro de la demarcación -las desembocadura del Xúquer, Sant Antoni y el Racó- no han tenido importantes secuelas, las playas del Dosel y el Mareny de Sant Llorenç, así como las playas del Brosquil, próximas a Tavernes, sí que han sufrido importantes desperfectos.

La concejalía de Playas ya está trabajando a marchas forzadas para reparar todos los daños ocasionados para que no se pierda esta primera quincena de septiembre. En un verano en el que la afluencia turística ha sido menor por las restricciones sanitarias, estas dos semanas son más importantes que nunca ya que los meses previos no han sido tan potentes para el sector como de costumbre.

Dos días más de trabajo

Tanto en las playas del Norte como del Sur de Cullera ha habido un importante sedimento en cuanto a suciedad así como daños en pasarelas, que han quedado enterradas. Entre los principales daños cabe destacar la pérdida de la posta sanitaria que estaba ubicada en la playa nudista, en la playa del Dosel. El ayuntamiento acomete la limpieza de las playas para que los usuarios tengan la mayor normalidad posible y también en reponer el material dañado.

Fuentes municipales confirmaron ayer que se espera que, como muy tarde entre mañana miércoles y el jueves, las playas de Cullera estén restablecidas al 100 % y en perfecto estado de uso para los bañistas que todavía permanecen y acuden al llitoral cullerense.

En ese sentido, el concejal responsable de las playas de Cullera, Salvador Tortajada, indicó que «la programación de servicios de limpieza y desinfección de los lavapiés, servicios y de las postas,así como las playas accesibles seguirá funcionando con total normalidad tal y como estaba previsto al principio del verano. Este temporal no afectará para nada al funcionamiento de las playas de Cullera, aunque habrá que restablecer algunos servicios qué han resultado afectados».

Compartir el artículo

stats