05 de septiembre de 2020
05.09.2020
Levante-emv

Alzira implanta la cita previa para visitar la Murta

El ayuntamiento aclara que la medida no es obligatoria ya que sólo permitirá reservar hasta el 50 % del aforo del paraje

04.09.2020 | 21:19
Un grupo de visitantes pasa ante el puesto de control.

El Ayuntamiento de Alzira implantará a partir del lunes la cita previa para visitar los parajes de la Murta y la Casella. La medida busca propiciar una afluencia ordenada, evitar aglomeraciones y desplazamientos innecesarios aunque, según se apresuró a aclarar el propio ayuntamiento tras el primer anuncio, no será obligatoria.
El gobierno municipal detalló que a través de internet se podrán reservar un 50 % de las plazas mientras se permitirá el acceso sin comunicación previa hasta completar el aforo. Ya durante la desescalada el ayuntamiento fijó en 600 visitas diarias la capacidad máxima del valle para evitar aglomeraciones y garantizar la conservación del medio natural. El consistorio defiende que la implantación de la cita previa es un mecanismo para garantizar al visitantes que se desplaza que no tendrá problemas para entrar.
El Ayuntamiento de Alzira ha habilitado en la web municipal un espacio de solicitud de cita previa para visitar los parajes de la Murta y la Casella que se podrá utilizar a partir del lunes. Esta reserva se limita inicialmente a la Murta para grupos que no superen las diez personas y con una antelación mínima de 72 personas.
«Un paso más»
Fuentes municipales señalaron que, en base a los criterios sanitarios y técnicos para evitar la propagación de la actual pandemia, en mayo ya se estableció un aforo máximo y la solicitud de cita previa dentro del Paraje Natural Municipal Murta-Casella. «Damos ahora un paso más y aplicamos un sistema más ágil. Con esta modalidad de reserva se mejora la planificación de una forma más cómoda para los usuarios», comentó ayer el concejal de Medio Ambiente, Pep Carreres.
El gobierno municipal argumenta que la reserva trata de evitar las aglomeraciones que se solían producir en la Murta, sobre todo los fines de semana y, especialmente, por las mañanas, como se ha podido detectar en el seguimiento realizado desde la reapertura de este espacio natural. «La finalidad es garantizar la posibilidad de visitar el paraje a aquellos que se desplacen desde cualquier lugar con criterios de turismo sostenible y sanitariamente seguro», inciden desde el consistorio, al tiempo que señalan que la iniciativa que impulsa Carreres desde la concejalía de Medio Ambiente pretende implantar estándares de calidad «en un espacio que presenta una demanda creciente, más después del episodio de la Covid-19 en el que se ha visualizado el papel que aportan a la salud los espacios naturales».
La posibilidad de regular la entrada de visitantes en la Murta es un debate que se ha ido madurando en los últimos años, especialmente en el proceso de redacción del plan de usos del Paraje Natural Municipal Murta-Casella. El documento avalado por el consejo asesor ya abogaba por esa regulación ante la gran afluencia de visitantes que se llegan a concentrar en determinados momentos. Las estadísticas que maneja el ayuntamiento cifra en más de 30.000 el volumen de personas que anualmente pasa por la Murta y la Casella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook