Los vecinos de Fortaleny han visto cumplida una reivindicación de muchos años al poder estrenar una nueva sede para el Juzgado de Paz. El antiguo, que se ubicaba en la calle Caminás, estaba en un primer piso sin ascensor, lo que imposibilitaba el acceso a las personas mayores o con problemas de movilidad. La sede actual se localiza en una planta baja de la calle Església, lo que permite un mejor acceso.